Archivos para febrero, 2012

Qué decir de un sueño que no haya dicho ya? poca cosa la verdad. Pero qué decir de una mirada, de una cara, de una sonrisa si dependiendo de cada momento, de cada instante en el tiempo, puede evolucionar, mejorar, y eclipsar aún más.

Como dije anoche, mis cuando hablaba de mis dos únicos amores de verdad en esta vida, tenían algo que las hacía diferentes, y en esta ocasión, voy a describir la sonrisa, la cara, sus ojos, y el porqué ella se convirtió a día de hoy, en la persona de la que más me he enamorado en toda mi vida.

El porqué quedará bastante bien razonado y explicado una vez leídas estas palabras.

Se trata de Rebeka. Como dije, primero escuche su voz, y más adelante la describiré, pero hoy me centraré en lo que eclipsó a mis ojos y no a mis oídos. Y porqué hago esto ahora? porque he soñado con ello, llevo días soñando, y aunque no sé el motivo, creo que necesito hacerlo, pues no tuve opción en su día de decirle todo esto. Y como me ha enseñado la vida, la vida pasa muy rápido, y nunca se sabe quien tienes delante, ni cuando llega tu final, puede ser el hombre o la mujer de tu vida, tu alma gemela, y aunque no ocurra como en las películas con finales felices, nacemos, vivimos y luchamos, para que esa persona se entere, de lo importante que es para nuestra vida. Y aún en la distancia, dos personas empáticas, son capaces de sentir el uno por el otro pese a no estar tocándose.

Qué es lo más importante de su mirada? que sólo con mirar una de sus fotos, hasta en la que peor pueda salir, te cambia tu día más triste  y lo convierte  en uno nuevo mejorado. No puedo describir con palabras exactas lo que transmite, ese aura, esa fuerza, ese brillo especial que tiene en sus ojos, esos genes maravillosos que la dotan de esa habilidad única y especial.

Ahora mirando su foto, hoy que no era un día bueno, siento su fuerza, es increíble de verdad. Lo que daría por tener una persona así a mi lado el resto de mis días. Esa sensación constante, mirarla al despertar y al dormir, debe hacer sentirse completo a cualquier humano.

Hoy encima es su cumpleaños, así que esa mirada será aun más increíble a medida que la gente que la quiere se vaya acordando de ella  y felicitándola.

No hay mejor medicina que su sonrisa. Con una palabra podría describirla, “ilumina”. Recuerdo cenando una vez con ella tomando vino en un italiano en la playa, como esa sonrisa de niña buena, un brillo en los ojos característico que levanta pasiones allí donde se encuentra.

Hoy es su cumpleaños, yo la conocí siendo dos chavales, y a día de hoy tenemos treinta y treinta y tres respectivamente, y cuando la miro, parece como si no pasase el tiempo en sus ojos. Estoy seguro que esa bellísima mujer, de nombre Rebeca, si la tuviera delante, volvería a quedar imnotizado como el primer día que tuve la oportunidad de verla con mis ojos en el aeropuerto de Barajas.

Como no quiero arrepentirme de no haberla dicho todo esto nunca, estoy mirando cada una de sus fotos, para elegir una, la que más la represente, y sin duda eligiré un par que tiene con un bebé en brazos. No sé si es porque estoy seguro que será una grandísima madre, o simplemente porque la cara de felicidad que muestra, es tan pura, como ese bebe que sostiene.

En esas fotos se ve claramente a la verdadera Rebeca. No a la que la gente ve cuando mira su físico sexy y bonito, ni a la que pueden catalogar sin conocerla. La Rebeca que se ve en esas fotos es la que me enamoró. Un cuerpo de Athenea y una niña dulce, alegre, inteligente, cabezona, sensible a más no poder, transparente, cariñosa, pasional, que con un simple detalle o con una simple caricia eres capaz de erizar todos los capilares de su cuerpo. Esa personita que si te ve alegre ella sonríe y disfruta contigo de tu felicidad, pero que si de lo contrario te ve triste, preocupado, o mal de salud, su felicidad se ve mermada y es incapaz de estar todo lo alegre que ella es capaz.

Tengo miedo, miedo de abandonar esta vida y no poder volver a mirarla a los ojos. No volver a sentir lo que un día sus ojos me hicieron sentir. Esos pómulos, ese brillo tan especial que me contagió, tengo miedo de abandonar el mundo sin poder decirla todo lo que un día sentí, y que jamás dejé de sentirlo, si no que hice lo que la prometí, observarla desde la sombra, por si algún día necesitara algo allí estaría.

Esa mirada de niña inocente, mezclada con mujer explosiva y sensual, esa mirada que me vuelve loco y me cura de mis heridas, esa sonrisa especial que me mantiene con vida y esos ojos como luceros, los tengo clavados en mi mente desde hace ya años.

No puedo imaginarme como alguien en su sano juicio, sería capaz de no quererla para sí. De verdad, eso es algo, que no me explico a día de hoy.  Yo no la dejaría escapar jamás. Es  de esas personas que me pasaría enamorando cada día de mi vida para poder aumentar si cabe aún más el sueño.

Un sueño, para mí es un sueño poder disfrutar de la compañía, de las miradas, de la atención de una personita así. Y hoy que es tu cumpleaños y no ando de salud muy bien, aprovecho para contarte lo que provoca en mi una de tus miradas, una sola de tus fotos me da más alegría y más salud que mil medicinas.

Por eso quiero darte las gracias, por eso siento tanto cuando desaparecí, porque la dueña de esos ojos, es mi mayor y más grande amor. La que marcó la diferencia y la cambió mi concepto del amor verdadero.

Sonríe siempre, nunca dejes de sonreír, ni cuando creas estar mal, pues eres una persona tan especial, que a pesar de estar a muchos km, eres capaz de cambiar la vida de la gente que te quiere y te siente.

Ay Rebeca, cuantos sentimientos eres capaz de provocar solo con tu mirada, ese Don con el que naciste, eso por lo que eres única, si lo explotaras, podrías cambiar el mundo,  como un día cambiaste el mío.

Espero poder reencontrarme contigo dulce bella, espero poder felicitarte en persona, espero tantas cosas, que ahora mismo y desde que llevo días soñando contigo, me has devuelto a una juventud olvidada, aquella en que te conocí, y tus ojos se clavaron en mi mente. En este día en que celebras años, pese a no poder darte un beso de cumpleaños y no sorprenderte de alguna manera, quiero que recuerdes mi regalo, allá donde estés, allá donde necesites un solo abrazo u hombro para apoyarte, estaré para ti. Renuevo la promesa que te hice años atrás para que quede aún más aclarado, que jamás te faltará nada.

Espero sacarte esa sonrisa que te caracteriza Rebeca. Lo deseo en el alma, porque cada foto que veo tuya, me provoca más ganas de recordarla, de pensarte, o de imaginarte, y aunque me da un corte horríble oírte la voz, porque se que caería de nuevo en tu embrujo,  y mi corazón ya lo perdí contigo, así que no tengo nada que perder ya.

Sonrisas como la tuya, miradas así, hacen de mi mundo un mundo mejor. Y aún que me de corte admitirlo, gran parte de mí no hay día que no te eche de menos. Y como no sé cuánto tiempo me queda, prefiero no arrepentirme de no habertelo confesado, y vivir con esa sensación de vacío, que provoca en mi mente el que no lo supieras.

Y por último para completar tu cumpleaños aunque sé que te sorprenderán de maneras mucho más espectaculares que las mías, y podrán invitarte a mil cosas, yo solamente quiero concederte el título de  el mayor y más grande amor de mi vida. Contigo aprendí el verdadero significado de enamorarme y de lo que somos capaces por amor.

Siempre serás allá donde estés, pase el tiempo que pase y la distancia que se interponga, mi Alma Gemela.

Para ti Rebeca, mi canaria preciosa. Por tu mirada, por tus ojos, por ti.

Anuncios

Porqué es tan dificil gustar a quien te gusta… esa es mi pregunta. La naturaleza humana se guía por sentimientos, química y reacciones internas del cuerpo humano. Nos pasamos la vida constantemente tomando decisiones, de lo más variopintas, pero una situación que se repite a lo largo de la vida en muchas personas es la de no tener la atención de quien tu deseas.

Porqué  cuando podemos dar todo lo bueno de la vida a una persona siempre hay un impedimento, algo que no hace que se transmita recíprocamente… no lo sé. Yo me paso día tras día estrujandome los sesos intentando saber como atraer la atención de una persona, estrujándomelos un poco más para sorprenderla, y aún más para que desee verme.  Y yo me pregunto,… porqué tanto trabajo? me merece la pena realmente este esfuerzo?

Porque yo siempre dije que el amor era fácil al principio, y que si no, no era bueno para uno o ninguno de los dos. Y aún así hay variables porque muchas veces sabes como yo sé que gustas mucho pero falta decisión en una de las dos personas por miedos internos y situaciones personales. El caso, es que cada vez tengo menos ganas de esforzarme, quizá porque no veo resultado alguno, o porque veo desinterés, también quizá donde no lo hay.

Y cúantas veces en la vida de las personas, se ha cruzado una a la que hemos ofrecido lo mejor de nosotros mismos como un regalo altruista, sin más, sólamente porque nos ha dado la sensación que era nuestra Alma Gemela, y esa persona se ha dado cuenta de lo que tenía al lado cuando ya ha sido demasiado tarde… eso creo que nos ha pasado a todos, como protagonistas de ambos palos de la baraja.

En mi caso hoy por hoy, no sé si llegará a ese caso, pero no le falta mucho para que yo abandone, porque lo que no puede ser, es que nos pasemos la vida intentando dar, sin recibir un mínimo que nos nutra de ilusión. A veces no hay que forzar las cosas, y simplemente dejar ir. Puede que duela, sí, que nadie dijo que fuera fácil, y puede que no puedas olvidarla u olvidarlo, pero la vida te hará fuerte, y el tiempo lo curará todo.

Aunque mi caso es más raro y difícil, porque como la miel en los labios cuando me he pasado horas acariciando, hay algo más, una unión que escapa a mi comprensión. Ya la manera de conocernos fue extraña, las cosas que ibamos conociendo eran parecidísimas, y las creencias en el amor de cada uno eran casi idénticas, con parecidos gustos y aficiones y un futuro incierto y a la vez soñado muy parecido en ambos. Es difícil olvidar y separarte  a quien con una sonrisa te marca la mente.

El caso, que estoy aquí, pensando que hacer con mi vida, tengo una oportunidad de irme muy lejos, a hacer lo que siempre soñé, pasar página y construirme un futuro nuevo lejos de toda la mierda que veo día a día, pero eso significaría perder mi Sueño, alejarme y no volver a verlo. No sé, tengo ese dilema que no me deja dormir, porque tengo la duda de lo que podría ser y no es, o de lo que será y no llegó aún.

Es rarísimo todo, las peores personas acaban con las mejores, y los capuyos integrales como yo, vemos pasar el tiempo en la soledad, cuidando desde las sombras a quien nuestra alma eligió para amar. A veces desearía acelerar el tiempo y acabar en paz observando mi presente desde un futuro cercano, y otras desearía congelarlo para disfrutar del momento en cuestión eternamente… esa noche acariciandola fue uno de estos momentos. Lo hubiera detenido, y alargado todo lo que hubiera podido, pues en mucho tiempo no se si gracias a su compañía, a su olor, o a su calor, me sentí querido y completo.

Soy un bicho raro,  si lo sé, me lo digo a mi mismo, y observando al resto me cuadra, se que soy muy soñador, y demasiado romántico hoy en día, un cabezón de los que hacen historia, y tengo muy mala ostia cuando la sacan, pero tengo solo una virtud, y es que cuando quiero, quiero con todo mi ser.  Y el amor que yo ofrezco, es ese Amor Verdadero incondicional de película, ese que va más allá de la muerte, ese que enamoró a la Princesa Butthercup en La Princesa Prometida.

Y aunque yo lo veo algo positivo, no sé si hoy en día eso estará valorado, pero es lo que hay. No puedo cambiarlo ya, tan solo intentar olvidarte y sufrir. Necesito una señal, algo que me oriente en el camino a seguir, esperanza, un rayo de ilusión, algo tangible, que me de esa felicidad que deseo. Lo necesito ya.

Posdata: Aunque quisiera, aunque pasaran años confinado en una isla desierta, jamás, en ningún estado de la mente y de mi alma, podría olvidarte. Te lo dije, eras un ser divino. Y es el efecto que produces sobre mí. Por ahora, y por siempre para ti y para mi.

Jorge C.S para Rocío M.C.

“Sé feliz un instante y ese instante será tu vida”.

Yo elijo el instante en que giré la cabeza dentro del coche y te ví.

Soñando despierto.

Publicado: 19 febrero, 2012 en Sin categoría
Etiquetas:, ,

Disfruto soñando intensamente, e intento clasificar, cuando me despierto, en ese instante fugaz en el que aún se recuerda lo soñado, mis experiencias oníricas…
Sueños divertidos, sueños alucinantes, pesadillas terribles, viajes imposibles, sueños eróticos, sueños de sueños, experiencias extrasensoriales, sueños de amor imposible y eterno, sueños de vida y de muerte, de querer y poder, de querer y perder, del Querré, del Qué, sueños como películas, sueños surrealistas, sueños cubistas, sueños perdidos, sueños olvidados… en fin, sueños.
Pero anoche soñé contigo, una imagen perfecta de belleza y espíritu envuelta en sábanas de dulzura y amor, y cuándo desperté estaba solo en mi cama… y desde entonces no quiero volver a soñar, pues ningún sueño podrá reemplazar ya al Sueño:

Una vez más, es un sueño breve, el final de una cita, o mejor dicho el final de ensueño de toda cita entre dos personas que se gustan, lo describo con detalle, porque cuando más cuidas el detalle con adjetivos y sentimientos, si cerramos los ojos podremos revivirlos en nuestra mente. Son sueños a veces irreales o imposibles y otras veces sueños desde lo más profundamente de nuestro ser, que muestran lo más deseado y puro que llevamos dentro cada uno de nosotros.

Y cúal es el sueño de todo hombre que desea a una mujer…. Es fácil, besarla, es la descripción de un beso de deseo, ardiente y explosivo, lleno de complicidad, lleno de pasión que embriaga los cuerpos, y a la vez ternura, cariño, es un beso de amor y de pasión, la mejor mezcla posible para un beso, porque con la boca, con las manos, con nuestro sentimiento cuidamos el momento hasta el máximo detalle, disfrutando de cada instante por muy lejano que sea a la boca de quien deseas.

Qué hay más maravilloso que un beso de amor y pasión… pues el realizarlo… pues esto que describo a continuación es simplemente un sueño, algo no realizado… pero si con una protagonista perenne en mis sueños.

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio.

Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

Y en ese momento, la paz interior, reflejada en los ojos de ella, recorre todo tu cuerpo, un momento pleno, la realización de un Sueño, da paso a ternura, cariño, besos de amor, miradas cómplices, sonrisas esquivas de timidez propias del momento, caricias por todo el cuerpo, queriendo cuidar cualquier detalle por imperceptible que sea del cuerpo de ella… es la llamada del amor verdadero, el que todo lo sabe y todo lo siente… Cuando acaba el momento, sólo deseas abrazarla, cerrar los ojos, y sentirla cerca, con tu cuerpo protegerla, rodearla y como en un escudo impenetrable, detener el tiempo para permanecer en esa posición toda la eternidad posible.

Pero como dije anteriormente, esto son solo sueños, y éste fue el mío anoche. Un sueño más en mi mente. Día tras día continua mi historia de amor, una historia que nace en la mente y termina con los rayos de sol…

Y si algo me ha enseñado la vida, es que entre las personas pueden ocurrir muchas cosas, todas diferentes y posibles dependiendo del estado y del tiempo en que se encuentren cada una de ellas, con innumerables variables que modificarán el desenlace de ellas… todo es tan subjetivo y a la vez tan probable, como que nosotros encaminemos cada uno de nuestros momentos delante de los momentos de esa persona.

Quizás Dios quiere que conozcamos a algunas personas equivocadas antes de conocer a la correcta, para que cuando finalmente conozcamos a la persona correcta sepamos estar agradecidos por ese regalo. Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero muchas veces miramos tanto la puerta cerrada que no vemos la que ha sido abierta para nosotros.
El mejor tipo de amigo es aquel con quien te puedes sentar en el patio y columpiarte, sin decir palabra, y después irte sintiendo como si esa hubiera sido la mejor conversación que jamás tuviste.  Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es ciertos que no sabemos lo que nos hace falta hasta que nos llega.
¡Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que te corresponderá! No esperes amor a cambio. Espera únicamente que el amor crezca en su corazón; pero si no lo hace, alégrate de que haya crecido en el tuyo.
No te fijes en el físico, puede decepcionarte.  No te fijes en la riqueza, eso también se desvanece.  Fíjate en alguien que te haga sonreír, porque solo se necesita una sonrisa para hacer que un día oscuro parezca claro.

Encuentra a la persona que haga sonreír a tu corazón. Sueña lo que quieras soñar, ve adonde quieras ir; se lo que quieras ser. Porque solo tienes una vida y una oportunidad para hacer todas las cosas que quieres hacer.

Esto es algo que tengo muy presente siempre, porque no hay más verdad que esta, asi que por dicho motivo, tan solo puedo esperar los actos que yo provoqué, y mientras tanto, como no se puede pedir nada a nadie, me dedico a hacerte sonreír, porque si cada una de las sonrisas de una persona, que dicen que dan más días de vida, hacen que vivas eternamente, no puedo hacer otra cosa, que contribuir a ello día tras día, para que seas eterna en vida, como lo eres en mi mente.

 

 

Cuando el mundo duerme, o muchos se levantan para ir a trabajar, o siendo viernes llegan a casa tras pasarlo por ahí, queda un pequeño y poderoso grupo de personas repartidas por todo el mundo, que no podrán acostarse hasta que sepan que su Alma Gemela, con la que sueñan día y noche, llegue a su casa y descanse sin peligro alguno. A veces no hace falta ni un mensaje ni llamada, es una conexión entre dos almas que no tiene lado racional.

Simplemente se sabe, y cuando esa percepción llega a mi mente, esta por fin se apaga y ordena al cuerpo que se vaya a dormir. No sé como explicarla con palabras, esa sensación de seguridad, que me provoca no creo que sea de este mundo.

Últimamente me siento mucho más aquí a escribir, a soltar mis manos comandadas por mi pensamiento, son sentimientos, y muchos pensareís que son iguales, y en cierto modo tenéis razón. Pero cuando tienes eso dentro que tengo yo, y eso otro más dentro aún, que pide a gritos salir, esa necesidad por sentir el Amor Verdadero, libre de todo mal y veneno, comprenderíais las ganas de ser feliz que tengo.

Pasan los días y los años, y todo en mi vida sigue igual. Puede que cambie mi aspecto interior, pero mi lado soñador no creo que jamás se quede atrás, lo tengo demasiado dentro de mi arraigado.

Y esas fuerzas que ya me pregunto de dónde nacen, y cúal es su motivo, aunque he dicho que están flaqueando últimamente, vuelven a resurgir como el Ave Fénix vuelve de las cenizas. Pero me hago mayor y a veces me pregunto, si merece la pena esperar a un sueño, esperar y esperar a que se dé cuenta que quizá para el mundo sea sólo una persona, pero para mi es y sería todo mi mundo. Tengo miedo de que se de cuenta de todo esto tarde, o peor, nunca, y que el día de mañana me vuelva a encontrar delante de ella y no sienta nada. Tengo ese miedo, porque jamás he tenido tanta seguridad de ser el Alma Gemela de nadie.

Y como no soy perfecto, sé que puedo equivocarme, y ese miedo a veces provoca que me de corte llamarla o escribirla, o no aguantarla la mirada cuando la tengo a menos de treinta centímetros, porque me da miedo que através de mis ojos lea todo mi mundo, que en resumidas cuentas, es ella.

Eso me podría volver frágil, muy frágil, porque aunque tengo un aspecto exterior de persona fría y dura, tengo demasiado sentimiento dentro encerrado en cambio. Y me da aún más miedo lo que pasa y pasa hoy en día, que cuanto más te muestras a una persona tus sentimientos, ésta por miedo, por lo que sea, no te ve como tú a ella.

Es la tónica general de lo que veo en muchas personas, y en el fondo ese es mi miedo, y mi mayor debilidad, esa timidez inexplicable que me produces cuando te tengo delante, esa sonrisa tonta, y ese no saber que decir por miedo a no acertar. Esa vulnerabilidad que me provocas, como el Talón de Aquiles en mi persona, es mi lastre, con el que lucho día y noche cuando cojo mi móvil, cuando quiero llamarte y me da miedo…. total, que no me entiendo ni yo, tan valiente para casi todo, y tan cagón para esto.

Y no haber ido por ejemplo todavía a verte es parte de ese corte, esa debilidad mía, que me produces, que espero superar pronto, para poder vencerme a mi mismo, porque dicen que una vez que comprendemos que nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos, en ese preciso momento, seremos capaces de vencer todas las batallas.

Y son las 06:10 de la mañana de un sábado, y estoy aqui en mi sofa delante de mi IMAC, escribiéndote estas palabras cuando sé que estarás prácticamente recien acostada, no sé porque hago esto, porque hablo a mi ordenador con mis dedos, y no sé siquiera si te gusta leer lo que lees, pero el cuerpo me pide hacerlo, siempre antes de acostarme, porque es como si esto formara parte de un ritual, que me encaminara al mundo de mis sueños donde tú eres la protagonista día tras día.

Y esta sensación ahora que lo pienso, esta sensación de romántico empedernido, me hace que me cueste decirte todo esto, porque me hace sentir distinto, un bicho raro, débil y poco varonil, no sé, es lo que me ha venido ahora a la cabeza, supongo que esta manera como dicen mis compañeros cuando han leído algo, de mariconada a veces me envuelve y me hace pensar que no es lo que te gusta, y me da aún más corte mostrarme así como soy, delante de la gente.

Creo que me he creado una fachada, un escudo o disfraz de persona dura, ayudada por mi cuerpo, para que la gente nunca sepa a primera vista que soy como soy, una persona sensible y cariñosa que solo desea que su Alma Gemela la ame por el fin de los días.

Llevo más de un año sólo sin nadie, acompañado por mis perros, pocos amigos, los necesarios, y nada en todo este tiempo, ha sido capaz de de eclipsar en mi mente el brillo de tus ojos. No sé como Rocío, ni porqué misterio del Destino, me ha pasado esto contigo, porque jamás hubiera pensado que sería capaz de estar tanto tiempo soñando con la misma persona sin saber como saben siquiera sus labios. No sé qué tienes, bueno sí, lo sé, ya te dije que tu en otra vida seguro que fuiste un Angel, pero no sé como lo haces, con tu hiperactividad, con tu no parar día tras día,  como eres capaz, de meterte cada noche en mi mente y formar parte de lo más puro de una persona, de sus Sueños.

Espero descubrirte completamente un día, sin miedos, sin esas confusiones que te produce no sé qué, con la persona que tu eres, cariñosa, alegre, inteligente, sensible, romántica, pasional, con esa clase que te caracteriza y que cautiva miradas, y esa pasión en la mirada, carácter de fuego, que hace que hayas grabado tu nombre en fuego en mi alma.

Una vez más, otra noche distinta que estoy aquí dedicándote una pequeña parte de mis sentimientos, una muy pequeña de todos los que sería capaz de ofrecerte.

Te deseo un dulce despertar Rocío. Con cariño de Jorge.

Que determina la capacidad de una persona de conseguir sus sueños, de realizarse completamente y ser feliz… esa es la cuestión.

Yo creo que es la capacidad de lucha, de sacrificio, la capacidad de sorprender día a día y no cejar en tu empeño a pesar de sufrir altibajos de la vida. Esa capacidad de superar imprevistos y desgracias, o impedimentos es nuestro mayor logro como raza humana. Un afán de superación constante que define a un tipo de personas y no a otras, de no ser derrotados o de aprender de sus derrotas para volver con más fuerza.

La vida nos prepara para determinadas situaciones, y nuestro cuerpo responde adecuadamente ante ellas, pero para otras, ni la vida, ni los consejos que recibimos ni el legado que nos ha dado el día a día y la genética nos servirán de mucho.
Pues este es uno de esos momentos de la vida, donde no sirve la experiencia, ni donde nada te puede dar pistas de si arriesgarte o retirarte, y solamente la personalidad forjada de cada persona te hará reaccionar de manera diferente. Yo llevo muchos días soñando el mismo sueño, y con la misma persona. No es la primera vez siquiera, va por temporadas, desde hace ya casi año y medio, que mas de 20 días al mes sueño con la misma persona.

Hay quein dice que soy un cabezón y yo mismo a veces intento olvidarla o no molestarla. La verdad que no sé realmente que hacer, o como comportarme, y si lo pienso fríamente no sé si me merece la pena. Pero hay otra parte, la soñadora, la que se guía por la intuición, la que se alimenta de cada latir del corazón,  que me dice con todas sus fuerzas que no deje de luchar nunca por esta personita encantadora y frágil, indecisa y sensible, porque puedo hacer mejor sus días.

Yo siempre he tenido un defecto, nunca se cuando le gusto a alguien, y a la vez me veo poca cosa para una personita como esta, o me parece que no estoy a la altura dándome miedo fallarla. Eso también puede ser un lastre a la hora de realizar mis sueños. Pero es que con éste en cuestión es algo distinto, fuera de toda razón, no sé ni como definirlo, pero todo me dice que es ella y no otra la adecuada. Puede pasar un mes sin verla, dos o tres, y sigo soñando, sigo viéndola en mi mente cuando no está y sigo teniendo la sensación de que necesita una alegría o una ilusión un mal día pese a no oírlo de su boca. No sé que significa esa unión, pero lo único que sé es que no puedo dejar de ver una sonrisa en su boca.  Y a lo mejor mi único destino es ese, mi misión, hacer sus días mejores cuando tengo la oportunidad.

No sé, pero en mi sueño siempre la veo feliz, sonriendo, y en familia, con una niña en brazos, morena, de ojos oscuros como el azabache, con un pelo negro largo como el de ella, y ese brillo en sus ojos que las caracterizará a ambas el resto de su vida. La veo tranquila, alegre, es una sensación de ver a alguien y no poder tocarla pero con solo observarla darte cuenta que está completa en la vida, como si no la faltara nada y se sintiera realizada.

Jugando con esa niña muy cerca de ella hay otro bebé, este parece un chico, grande para su edad, y a la vez con una inquietud y una energía, un no parar ni estarse quieto, propio de ella, como si ambos fueran clones más pequeños de ella. En esa situacion, cogiendo a uno, jugando con la otra, viéndola sonreír se la nota alegre, alegre como aún no la he visto.

Éste es mi sueño de hoy, lo soñe esta mañana, fue breve, pero fue consistente en imagenes, sensaciones y una sensación de felicidad al despertarme transmitida por las imágenes que mi mente estaba provocando.

Una persona capaz de trasmitir esas sensaciones y esos sentimientos, ya sea en la lejanía o durmiendo espalda con espalda, merece el mayor y mejor de los Destinos, ser feliz siempre y por siempre, y creo que a partir de ahora, mi cometido será estar ahí para cuando me necesite y traerla sonrisas. No sé si el miedo, confusión, pensamientos, o simplemente yo y mi forma de ser o pensar es lo que la provoca estas sensaciones, pero puedo asegurar, y llamarla oficialmente y para siempre la Mujer de mis Sueños.

El Título más alto en la vida de una persona que puedes ser para un hombre de este planeta. Ser la protagonista del consciente y del subconsciente cuando es tu mente la que se apodera de tu ser, al levantarte y al acostarte estar ahí para alguien pase lo que pase en sus días, es un señor Título en la vida de una persona. Y así es, eso eres tú Rocío, una persona que por tu forma de ser, por el Destino, y por que yo lo he elegido así, eres importante para alguien solo porque existes en el mundo. Y eso, debe hacerte feliz, sólo eso tiene que hacer que tus días sean mejores, y dedicar más sonrisas al mundo para que puedas transmitir ese Don de la alegría que te caracteriza allá donde vas. Porque tu y solamente tú, lo vales.

Una vez más me dispongo a dormir, y cuando leas esto, no te quedes perpleja o pienses cualquier cosa que tu mente inquieta y tímida puedas pensar, simplemente sonríe, sonríe más y mejor, y sé tu misma porque pase lo que pase, y digas lo que digas cualquier cosa que necesites allí estaré para ti. Esa es la misión de un protector creo yo. Así que confía en mi por favor. No te fallaré, lo prometo.

Así será siempre para la Mujer de mis Sueños, sí TÚ, y solamente TÚ, Rocío. 

Como siempre con todo el cariño del mundo y mis mejores deseos. De Jorge, para Rocío.

 

Supongo que impotencia…

Publicado: 13 febrero, 2012 en Sin categoría
Etiquetas:,

Hoy estoy aquí sentado en mi sofá con mi Pastor Alemán Dante al lado mirándome con cara rara, no sé si porque nota que estoy meláncolico, o porque presagia esa sensación de tristeza, ese nudo en el estómago que me aprieta desde hace días.

Supongo que escribo como manera de desahogo, y que en realidad esta impotencia interna que aprisiona mi mente me obliga a ello desde que hace años me sente aquí y empezé a exponer mis pensamientos, y sentimientos.

Dentro de media hora aproximadamente será San Valentín, es una tontería para muchos porque es algo comercial, lo sé, pero a mí no hace otra cosa que recordarme que estoy solo. Y que llevo así muchos más San Valentines seguidos, es una situación que año tras año se prolonga en el tiempo.

Esta sensación de impotencia, este sentimiento que anida en mi de vacío y tristeza no hace más que crecer día tras día porque no entiendo las cosas que pasan. Pongo la tele y veo como España sin ir más lejos que podría, se desmorona, los políticos mienten como bellacos, y oprimen al trabajador más humilde, con promesas electorales todas mentira tras mentira, la gente sufrirá y todo lo conseguido todos estos años por nuestros padres, abuelos y bisabuelos se desintegrará en un momento. Hambre, dolor, y fracaso de las personas más humilde, darán paso al enriquecimiento del que ya es rico, y me da asco, asco, verdadero asco todo lo que veo y no hacemos nada. Eso me provoca impotencia… mucha impotencia porque sería tan fácil ayudar a la gente con el poder suficiente… y no hacen nada. Promesas y mentiras.

Y hoy, encima no puedo quitarme de la cabeza al ser más maravilloso de cuantos he conocido en mi vida. Qué difícil es el amor cuando hay miedo y problemas por el medio de los dos. No sé que hacer, llevo año y medio luchando por hacerme un hueco en su corazón, cuando más cerca está de mí, cuando parece que por fin confía en mi y se da cuenta que jamás la haré daño e impediré que nadie se lo vuelva a hacer, parece volver a alejarse, así que tengo también impotencia porque no sé si dejar de luchar por ella y dejar que el tiempo decida, olvidarla y dejarla libre, o simplemente seguir mi camino e intentar olvidarla.

Me pasaría horas mirándola y acariciándola como el otro día, no sé como describir esa sensación, ese flechazo que tuve en su día que me hizo mirarla y querer conocerla al instante, eso que me impide mostrar cualquier tipo de sentimiento afectivo a otra persona que no sea ella, no sé porqué, y lo he intentado, he intentado conocer a otras mujeres, muchas increíbles y buenas personas, pero no hay manera, es oirla, verla, o sentirla cerca y se me mete dentro como si fuera un rayo de luz en mis venas que me dan fuerza e ilusión.

Así que sigo sin saber que hacer, no se si soy pesado, no se lo que siente ni lo que piensa, tan solo que se siente muy agusto a mi lado, pero no soy capaz de sacar nada más, y creedme, más que nunca en toda mi vida, me he muerto más de ganas de besar a alguien y acariciarla.

No sé ni como describir con palabras esas ganas que me consumen de rozar sus labios, de tocar con la mano sus mejillas sonrrojadas, de acariciar sus brazos suaves, o de sonrrojar aún más acariciándola sus pies…

Qué tengo que hacer para demostrar a alguien que nada malo volverá a pasarla y que me ocuparé de ello. Como demostrarla que es mi Alma Gemela. Ya no sé cómo hacerlo. Y últimamente se me están acabando las fuerzas. Pensé que no lo diría nunca, pero me estoy cansando de luchar.

Como desearía que este sueño que tiene cara y nombre, se cumpliese, sin importarme nada más en la vida. Como lo desearía, pero como siempre, dicen que tenemos todo en la vida menos lo que más deseamos, y es la Ley de Murphy, cuando dos almas pueden ser increíblemente felices juntas, hay algo que se lo impide, ya sea por A, por B, o por C. Si lees esto, quiero que sepas que estoy pensando en tí, hay algo que me hace cada vez más y más hacerlo. No sé que es, ni que nos unió, ni porqué ese día me crucé contigo en Vallecas, pero al hacerlo mi Destino quedo unido al tuyo, para bien o para mal, y no puedo evitar pensar mil millones de maneras distintas de hacerte feliz.

Cuando sonríes Rocío, una parte de mí, una muy dentro, se alegra y se rellena con ilusión. Ya no me da miedo decir lo que siento, porque el miedo es mal compañero, no me da miedo ni vergüenza desnudar mis sentimientos delante de ti, ni siquiera sacarte los colores que sé que te da corte hablar de estas cosas, pero si hace ya mucho tiempo, me vestí en mi casa a las 3 de la mañana de un día cualquiera, solo para ir a tu barrio, a darte un abrazo y verte sonreír, es que tu en tu interior lleno de dudas y temores, sientes algo parecido. Esa es mi esperanza. Que un día no muy lejano, te des cuenta de que un hombre sencillo, y de buen corazón, quiere enamorarte para toda la vida.

No sé que más escribir, tengo muchas cosas en la cabeza, pero no encuentro palabras para escribirlas, pues muchas son parecidas y se pelean por salir.

Me gustaría mucho un abrazo tuyo ahora mismo, o simplemente una sonrisa, o ver esos mofletes sonrrojados, a veces con eso, en silencio, es más que suficiente para hacer mejor mi día. Sabes? Llevo cinco días soñando contigo. Todos los días sueños distintos que comienzan de una manera pero todos acaban igual, contigo riendo mirándome a los ojos, conmigo acariciando tu cara, y besándo tus labios en un tiempo perpetuo. En ese momento del sueño, cuando te beso, el tiempo se detiene, y en ese instante me despierto. No sé cual es el significado de estos sueños, espero que sean premonitorios, y si no lo son, supongo con que tendré que conformarme en darte esos besos con la mirada, son besos que dejan la misma marca que un campo de sol entre dos hielos…. derrites mi mirada, y te fundes en mi Alma. Tu Rocío. Te dedico estas palabras el día de San Valentín, porque en mi sueños deseo serlo, yo tu Valentín y tu mi amada.

Para Rocío con cariño de Jorge.

Lo que todos llevamos dentro.

Publicado: 5 febrero, 2012 en amor, destino, pensamientos

Es tarde, muy tarde, un sábado noche, y no me entra el sueño. Quizá estoy aquí escuchando música esperando una señal que no acaba de llegar. Ya estamos por febrero del año 2012, una rodilla jodida, el hombro hinchado y dolorido, y dos costillas que me molestan al acostarme y al respirar. Es el resultado de que me intentaran atracar hace poco más de una semana en frente de mi casa al intentar quitarme el coche a eso de las cuatro de la mañana.

Dicen que lo que mal empieza bien acaba, yo pensaba que era el año pasado, pero ya viendo como comienza este,… no sé si se referirá al siglo. En fin, que ya para qué pensarlo, que pase lo que tenga que pasar.

También en parte no puedo dormir cuando estoy pendiente de que alguien llegue a su casa sana y salva. Es mi único Don, ese afán protector. El tiempo que paso aqui delante del ordenador, pensando en mi cama mientras leo, o haciendo deporte y con la mente en un lugar distinto al que me hallo, lo dedico a eso, a pensar mil maneras distintas de poder mejorar la vida de quien me rodea. No encuentro la manera, la fórmula universal, que logre que la humanidad tome el rumbo correcto, y no sigamos destruyendo el mundo que nos rodea, y lo más importante, unos a otros.

No se cúal será el futuro que nos espera, ni siquiera cuánto nos queda en esta vida, pero me gustaría ayudar a la máxima gente posible a ser feliz, pues si no consigo serlo yo, que mejor manera de vivir que rodeandome de felicidad y alegría allá donde voy.

Últimamente siempre tengo un sueño parecido, sueño que estoy en la cama, con una luz ténue, de medio lado, con un cuerpo femenino al lado, al que mientras duerme admiro, en silencio, escuchando como respira, viendo a través de su piel sus sueños. Luego cuando decido romper ese silencio, comienzo a acariciarla durante horas, sin que su yo consciente se de cuenta de lo que esta pasando, pero en cambio, su inconsciente más profundo, ese que controla como sueña y que sueña, note cada roce en su bello, la fiesta de su piel, permitiendolo entrar en un estado de descanso, y serenidad, completamente pleno, es lo que llamamos a tener el Gran Sueño.

Y si esto es lo que debo hacer, porque si analizamos detenidamente este sueño, quizá la persona que tengo al lado, es mi Alma Gemela, pero no la llego a disfrutar, estoy al lado, observándola, sin que sea consciente de mi existencia en ese momento que tanto disfruto, y ese momento no es otro que mientras ella no es consciente yo cuido de ella, la protejo, hago de sus momentos mejores, y eso quiere decir, que quizá no tengo que ser su amor.

El estar ahí para esa persona y que esté bien, que nunca sufra, o que si lo hace pueda hacerlo en menor cantidad, no es una tarea fácil que digamos, pero no sé porqué a mi siempre se me ha dado bien. Preocuparme más de los demás que de mi mismo.

Es mi Sino. Como me gustaría tener un final de película en la que el hombre que se enamora de mujer, que se enamora de él, se encuentran, se acarician la cara y el pelo, y se dan un beso apasionado para no separarse nunca más. Yo creo que en el fondo, hasta en la persona menos creyente, hay un poco de este final que desea que sea cierto. Hoy en día lo que pasa es que somos un poco escépticos, debido a las cosas que vemos y que nos pasan, a los palos que nos llevamos, todo eso contribuye, a que nuestros sueños de cuando éramos más jóvenes viendo esas pelis románticas no creamos que nos vayan a suceder a nosotros, y pensemos que el que tenemos delante, o la que tenemos delante no es más que alguien que nos hará daño. Resultado, pagamos los platos rotos del que hace daño por naturaleza y no valora lo que tiene en un determinado momento de su vida.

Muchas veces, viendo a personas, conociendo a fondo a personas que se me plantan delante en mi vida, siento envidia y a la vez mucha rabia, porque daría mi pulmón derecho, por haber estado en su lugar y no haber marchitado la flor que tenían al lado. Cuántas veces he envidiado a hombres que no han sabido cuidar, mimar y proteger, amar a mujeres en las que yo he visto esa mirada especial, esa forma de moverse, de hablar y de pensar, que tanto se parecían a las mías y a las que yo hubiera correspondido.

Muchas veces ya me ha pasado,  y esa rabia de no poder haber sido yo la Alma Gemela de nadie, el Príncipe Azul que toda mujer sueña, ese que dicen que destiñe, es otra de las señales que veo en mi vida, que me hacen pensar, que mi misión no es otra que estar ahí para cuidarlas desde las sombras. Controlo esa rabia, pero la tristeza que me produce, no poder haber sido yo el que las hiciese brillar como nunca otro lo habría hecho, es lo que poco a poco me va consumiendo. Es una pesada carga sí, y de momento la llevo con valentía, pero quizá también es la que hace que cada vez me cueste más dormirme.

Como todo luchador, buscador de la felicidad ajena, cada vez que pasa más y más tiempo, mi cuerpo dolorido, y mi mente agotada va necesitando el Descanso del Guerrero.

Dedico estas palabras, a toda aquella persona que ha sufrido alguna vez por amor, y que en su interior alguna vez soñó con el Amor Verdadero y en vez de él encontró palos y más palos, y se lo dedico por no poder haber estado allí para todas ellas y haber evitado ese sufrimiento y ese dolor, el de perder el sueño que todos llevamos dentro y caer en la duda y el escepticismo.

Porque todos lo valemos, porque dentro de cada uno de nosotros existe ese sueño que  desde muy jóvenes lucha por salir y darse a conocer, estaré ahí para quien lo necesite, quien necesite un empujón, un abrazo, o unas simples palabras que la hagan ver el camino. Porque todos podemos y a veces solo necesitamos un amigo, porque la soledad es confusa a veces, y porque dos mentes sienten mejor que una sola. Somos seres duales, no hay amor sin dos almas, no hay alma sin dos corazones… pues dicen que el Amor, el de Verdad es un mismo cuerpo donde conviven dos Almas.

Te busco a ti ALMA Gemela, 32 años ya buscándote, allá donde estés. Espero tu señal. Para enamorarte, cuidarte, protegerte, y AMARTE.