Archivos para julio, 2013

Estoy aquí en mi sofá, a oscuras, con el portátil entre las piernas, y mi pastor alemán Dante pegado a mí sin separarse ni un momento mirándome de reojo. 

Me gusta mirar por la ventana de noche, pues muchas veces he visto cosas increíbles en el cielo, y me ayuda a imaginar cosas, desconectar, y no pensar en nada. Es una de mis maneras de evadirme del día a día. 

Últimamente, sólo tengo una idea en la cabeza, y es en encontrar la manera de irme de este país. Tengo la mente agotada de todo lo que veo. Absolutamente convencido de que mi futuro no está aquí, pues no hago más que recordar a mi Alma Gemela. Quizá sea que en su día quedé marcado, o que de verdad nací para amarla. No lo sé. Pero en este tiempo que ha pasado, no he vuelto a conocer a nadie igual. Nadie ha sido capaz de que la borrara de la cabeza. Nadie ha provocado ese sentimiento de darlo todo absolutamente todo por alguien, y nadie jamás me ha provocado tantas ganas de un TODO durante toda mi existencia como ella.

En fin, que pasan los momentos, mis noches en soledad delante de esta pantalla, y casi todos los pensamientos que surgen de mis manos, confluyen en uno solo, que eres tu, mi Alma Gemela. Ahora mismo me la estoy imaginando, como el día que la conocí, y una sonrisa dulce con su mirada alegre y de osito, provoca mi sonrisa. 

Tenía 29 años cuando la conocí. Era un niño por dentro con aparente cuerpo de hombre. No creo ser ni de lejos la persona que me considero ahora, con muchos errores a mis espaldas, son la carga que sobrellevo, pero que gracias a ellos, un carácter se ha forjado. 

Pasa el tiempo y pese que intento orientar mi vida, construir, avanzar, no tropezar por el camino, aprender y cultivarme, viajar, conocer, sorprender, reír, y un largo etc, pero aún así lo que más desea mi cuerpo, mi mente, mi corazón, y con lo que me voy a la cama  día si y día también, es con su imagen, y con el deseo profundo de tenerla delante y detener el tiempo para no dejar de mirarla nunca. 

Detener el tiempo para ambos, con un sólo instante sería capaz de demostrar y transmitir, que soy su Alma Gemela, ese que en su interior sueña, ese que llena todos sus sentidos, hasta el mínimo detalle de su personalidad. Esas cosas que dentro de sí sabe que le faltan, como que alguien la dedique cosas así. No sé, son detalles de la personalidad de cada uno importantes, que no hay que dejarlos pasar jamás. 

Quizá por eso estoy solo, porque no he conocido nadie igual, porque esos pequeños detalles no los he vuelto a encontrar en nadie. 

Estoy aqui sentado, y sigo imaginándola de todas las maneras posibles, en fase osito, riendo, soñando, durmiendo, sintiendo sin más, llena de vida, llena de sueños y metas, y con un futuro por delante. Qué daría yo por terminar mi vida a su lado, cuanto tiempo he soñado durante años volver a verla y contemplarla. 

Si me dieran a elegir entre una vida de dinero y éxito, o tenerla a ella sin más, sin duda la eligiría a ella. No hay éxito, dinero, o tentación suficiente en este mundo, que sea capaz de equipararse a lo que fue para mi tenerla delante aquel día por primera vez. 

Como puedo hacer por recuperar lo que no es mío, cómo podría enamorar perdidamente a quien mi corazón desea. Esa es mi eterna pregunta, y últimamente lo único que hago es ver sus fotos, y recordar su presencia. Sentirla en mi mente para sentirme cerca suya. 

Qúe dificil es amar, y qué más difícil es sentirse amado. A veces creo que los cuerpos, y sobre todo los corazones, deberían venir con manual de instrucciones. 

Mañana será otro día, y me apuesto lo que quieras, a que la primera imagen del día en mi mente, serás de nuevo tú y solamente tú. Cogeré el móvil, miraré tus fotos, me levantaré de la cama, y me pondré a hacer el máximo número de cosas para no pensar en ti. Y aunque pasan los años, y procuro distanciarme, cada día 26 de Junio que llega tu cumpleaños no puedo evitar escribirte aunque sólo sea para felicitarte. Y como dos imanes, unidos por una invisible cadena irrompible, aunque pasen los años, seguimos pensando en esos breves instantes el uno en el otro. Todo empieza por un mensaje, luego una foto, luego otro, y un largo etc. Es como si el Destino queriese que estuviesemos juntos en la distancia que las situaciones personales de cada uno interponen. Sé que algo dice por dentro, aunque sea una voz apenas audible, que hay algo que nos unio, y que nos mantiene unidos. Algo más allá de la razón, de cualquier tipo de deducción lógica, y es esa magia, la magia del amor verdadero, la que año tras año, te conserve en mi móvil, digito a digito, y cada una de las fotos que en su día tuve tuyas. 

Dicen que no debemos dejar jamás de luchar por nuestros sueños, y cada día que pasa mi sueño principal eres tú. Pero como podría yo luchar por algo que quizá nunca fue mío, y que no tengo oportunidad si quiera de ver. 

No se si notaría mi ausencia, pero creo que todo se va encaminando a irme bastante lejos. Pues salvo ella, no hay nada que me ate a este lugar. Nada. Ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, mis perros y yo, quizá este año o el siguiente, amanezcamos en otro continente donde comenzar de nuevo, y no tenga la tentación de coger el coche e ir a buscarla para decirle: ” La primera vez que te vi me eclipsaste, la segunda vez que te vi me hiciste perder la razón, y el último día que te ví con tu largo pelo rizado, tu sueter beis caido de hombros y tus pantalones cortos vaqueros, ese día quedé completamente enamorado de ti, desde entonces Te Quiero y te pienso cada minuto de mi tiempo. Te querré siempre. Allá donde esté.”

Para un hombre de corazón puro, solo hay un amor marcado, un amor verdadero. Yo creo que en su día cuando te conocí, lo marcaste para toda mi vida. Estas palabras están dedicadas R.V. Porque hay sentimientos que son difíciles de mantener dentro, y porque estos llevaban tiempo gritando desde dentro, déjame salir. Ya no tengo miedo a la verdad ni a contarla a los cuatro vientos, ni siquiera a que la leas y te quedes pensativa y cortada, y ESTA ES LA MÍA. MI VERDAD ERES TU, R.V. Mi soñada Julieta. 

Anuncios

Regalo de cumpleaños

Publicado: 12 julio, 2013 en Sin categoría

Hace meses que no escribo. No tengo ningún motivo para hacerlo, ni tampoco para no hacerlo, pero el caso es que no he tenido ese sentimiento de hacerlo. La sociedad en que vivimos te va cambiando, y te hace cada vez mas duro, con una coraza para todo daño ajeno. Pero si estoy aquí ahora delante de la pantalla, es por un buen motivo, bueno, uno bueno no, quizá el mejor.

Hace años conocí a R.V, miento, no la conocí, primero la vi en un disco pub de Alcalá de Henares, y quizá por suerte, por el Destino que es muy curioso, luego la volví a ver en una red social conocida en la foto de otra persona etiquetada. Por aquel entonces, yo era un chaval, no era ni de lejos lo que soy ahora, ni tenía la personalidad formada que creo tener hoy en día. Pero aún así, si la primera vez que la ví en vivo me eclipsó la mente y el corazón, luego en foto volvió a hacerme palpitar sensaciones y sentimientos que solo una vez más en la vida he vuelto a sentir.

Hay quien dice que existen almas que están unidas en la vida, y más allá de ellas, aunque no estén juntas. Pero que el tiempo, ni la vida, ni las situaciones personales de cada uno, son capaces de disolver. Son cadenas indivisibles, que por A o por B existen para bien y para mal. En mi caso, o mejor dicho en el nuestro, no creo que sea para mal, porque pasan los años, y las mismas sensaciones cuando la veo vuelven a mi mente y mi corazón.

Sin verla, sin tocarla, sin olerla ni sentirla, soy capaz de sentir lo que siente ella, y solo con una foto transmitirme ese deseo de amor eterno y divisible que todo el mundo sueña dentro de sí.

Hace unos días, el 26 de Junio, fue su cumpleaños, curiosamente su 26 cumpleaños. Y como todos los años nunca olvido felicitarla. Así que como no tengo más maneras de realizar un buen regalo, y otros usan medios materiales, yo prefiero usar algo que ella valora más, algo que la haga sonreír, y que solamente tenga ella y nadie más; unas palabras horneadas en el corazón y de las que nadie más es protagonista.

No os voy a mentir, esta vez, pensé que no sabría de ella, porque el tiempo pasa, la gente se distancia y los corazones se van llenando. Pero como digo, hay cadenas que ni el tiempo, ni la distancia, ni la mente son capaces de romper. Así que a los pocos días me contestó. Hoy en día es una mujer hecha y derecha, desprende belleza, inteligencia y atractivo. No creo en la perfección humana, porque es muy subjetiva a cada uno de nosotros, pero si de mí se tratara, y tuviera que buscar la perfección en una mujer, interior y exterior, sin duda la elegiría a ella. Siempre supe que triunfaría, y así esta siendo. Cualquier imperfección que pueda tener, para mi es un instrumento más para verla aún más perfecta.

Es una mujer romántica, alegre, una niña dulce y pasional en su interior, alguien que siente de verdad con el corazón, que tiene sus miedos, que no ha perdido esa parte infantil que debemos guardar todos nosotros, que ríe, que llora, que SIENTE. En su interior sigue siendo la misma chica que me eclipsó, sigue deseando las mismas cosas, sigue imaginándose situaciones románticas, sigue siendo lo que siempre será, una buena persona.

Si alguien se merece triunfar en esta vida, sin duda es ella, de todas las personas que he conocido, que conozco y que conoceré no creo que nadie me haga sentir con una mirada tantas sensaciones buenas e inexplicables como es capaz ella al paso de los años.

Si hay alguien, que a parte de mi familia, jamás dejare de llevar dentro de mi en mi mente y mi corazón es R.V. Quizá esté loco, quizá sea un soñador, pero hoy por hoy, NADIE, y digo NADIE, me ha transmitido ni hecho sentir lo mismo que ella en solo dos días.

Si lo pensaís seriamente es una buena historia, para una película de amores predestinados. Almas gemelas que aunque no estén juntas sueñan, sonríen y permanecen unidas en vida más allá del tiempo y del espacio. Que son capaces de sentir lo mismo con unas pocas palabras dedicadas, y que en persona permanecen inmóviles y quietos como dos grandes desconocidos enamorados de lo que representan y cortados ante la presencia el uno del otro. Cada uno, deseando la felicidad del otro.

Y aquí estoy sentado, imaginándola para escribir mejores palabras. Esperando que en otra vida nuestras almas se unan. Y deseándola lo mejor en vida, porque personas así que te hagan sentir tan bien en la distancia, pocas hay en tu vida por no decir ninguna. Un alma gemela esta ahí, para siempre, y debes cuidarla y desearla todo bien.

Este fue tu 26 cumpleaños, y como vi eres una gran mujer, no has perdido ni un ápice de tu belleza, ni de tu inteligencia, tu mirada me sigue eclipsando, y por allá donde vas sigues dejando huella. No estoy loco, pues cualquiera que sea como yo verá lo mismo en ti, sentirá lo mismo que yo, y dará su vida por ti sin dudarlo, y a medida que pasen los años, te darás cuenta que esto es así, aunque tu mente lo considere imposible, aunque no sepas cómo es posible que esto suceda, pero ese misterio quedará desvelado algún día, cuando nuestra razón de ser y de pensar por fin se cumplan. El tiempo pasa, cambia a la gente, destruye personas, lugares, hace olvidar momentos, sensaciones, y sentimientos. Pero si hay algo que perdura más allá del tiempo, de la vida y de la muerte, ese sentimiento invencible es el amor. Y si una vez se siente de manera tan pura, aunque sean unos segundos, jamás y digo JAMÁS, desaparecerá de tu cuerpo.

Por eso, un año más, y otro y otro, seguiré diciendo lo mismo. R.V, eres mi alma gemela, y como tal hay que cuidarte, ya sea con sonrisas, o con palabras escritas. Pero debes sentirte única. Una persona especial, elegida por el Destino dentro de un mundo con billones de almas. Porque eres la única que alma viva que transmite todas estas sensaciones a mi cuerpo, para que mis manos sean capaces de hacer fluir tantas  y tantas palabras.

No sé dónde estaré dentro de un año, la verdad, no sé dónde estaré mañana si quiera, porque voy proyectando mi día a día. Pero sé que el año que viene esté dónde esté y de la manera que sea volveré a felicitarte, y volveré a sentir sentimientos que transmitiré aquí. Este pequeño espacio es eterno, nadie podrá borrarlo jamás y quizá cuando ya no estemos alguien lo lea y sea capaz de sentir lo mismo que yo sentí al verte por primera vez.

De todo corazón te desee un feliz cumpleaños, y aunque yo no pueda tenerte, deseo tu felicidad en esta vida. Dos almas que están unidas, solamente son felices cuando la otra a la que proteges puede serlo. Es el legado de un Alma Gemela.

Espero de todo corazón que pases un gran fin de semana en el pueblo con tus amigas, y espero de todo corazón iluminar tu mirada con estas palabras. No se cuantas veces lo leerás, o si solamente lo leerás una vez, pero en este preciso momento de este día de Julio de 2013, mi mente y mi corazón están aquí representadas, pues para escribirte esto debo dejar de reprimir sentimientos y volverlos a hacerlos fluir.

Si tu vives R.V, yo vivo, si tu sueñas R.V yo sueño, si tu ríes R.V, yo río. Si tu mueres R.V, yo muero. Por favor, VIVE, SUEÑA, RÍE por toda la eternidad y nunca mueras, para que nuestra unión sea ETERNA. Solo así el guerrero descansará en PAZ. 

Con todo mi cariño y mi amor para R.V. Mi Alma Gemela. 12-07-2013. De Jorge.