Archivos para mayo, 2014

Pues ha pasado el día, Spartan Race de 13 km, con un frío increíble, pero qué decir, increíble la sensación con mis mejores amigos, de correr codo con codo, ayudarnos, animarnos, estar reventados y seguir para delante hasta el final. Dicen que somos frikis del deporte, que si Crossfit, ahora la Spartan Race, pero si algo tengo que agradecer, es la unión que ha originado este frikismo.

Gente que hacía tiempo que no veía, gente de Mundo Crossfit de la mejor que he conocido, gente de Valladolid que son increíbles, gente de Singular Box que son acojonantes, daba igual el nombre, todos con el apellido Crossfit, hermanos de sangre en una carrera de guerreros y guerreras.

Una gran satisfacción para mi haberla acabado en buen tiempo, esperarnos en la meta para cruzarla juntos, ayudar a gente que no podía subir muros, darse un fuerte abrazo al acabar, hacerse fotos con unos y con otros, etc. Son muchas las sensaciones que protagoniza este deporte, esta pasión por mejorar y competir contra ti mismo.  El afán por mejorar, por ayudar al que no cree poder acabar, querer más cada día, aspirar a mejorarte en poco tiempo, llegar a casa reventado, echarte una leve siesta, tomarte una cerveza helada y coger el móvil para quedar con esa gente que te llena, me provoca una satisfacción enorme.

Puede que me falten muchas cosas en la vida, que haya cometido muchos errores, pero hoy por hoy, doy mil gracias por esto. Tener a los que tengo alrededor y a los que voy conociendo en esa gran casa llamada Singular Box. Puedo poco más que asegurar que sin tener a esa persona a mi lado, aún así puedo aproximarme a sentir lo que es estar completo.

Hoy me acostaré dolorido y cansado, pero mañana miraré de nuevo las fotos de hoy, los comentarios de mis amigos, y esa sensación de cansancio se desvanecerá en cuestión de minutos y saldré con ellos a darlo todo de nuevo.

Nunca pensé que esto podía ser así. Hoy fue la carrera de las carreras, y pronto espero volver a reunirme en su hermana mayor de 23 km con la misma gente con la que me he arrastrado, sudado y sangrado hoy codo con codo, gente que sin duda es gente por la que darlo todo sin importar el qué.

Si el deporte tiene un significado puro, y creo poder definirlo, es esto precisamente, unión, hermandad y honor, familia, esfuerzo, superación, motivación sin límites, sentimientos, afán por ayudar, y un largo etc. No encuentro palabras para definir a la perfección todas las sensaciones que he tenido hoy, de verdad, realmente maravillado de lo que vi, y de lo que sentí. Ahora mismo es como si hubiera recuperado todas mis fuerzas, y pudiera enfrentarme de nuevo al WOD más duro posible. Quizá para vosotros que leéis no sepáis que significa, pero para mí un WOD es la vida misma. Superación constante, no hay límite que la mente no pueda vencer. Ya no si tenéis un buen físico, no os servirá de nada, si vuestra mente es débil.

Os lo aseguro, una mente poderosa mueve montañas y saca fuerzas de debajo de las piedras. Si tienes una idea y la persigues con fuerza, un sentimiento, una meta sea la que sea, la mente es vuestro motor. Eso lo aprendo yo cada día y procuro ponerlo en práctica.

El día de hoy, va dedicado totalmente a todos mis amigos, conocidos, y gente nueva que voy conociendo. Espero veros en la siguiente carrera, espero pelear codo con codo en cada WOD que nos pongan, y ayudaros en todo lo que pueda hacerlo. Sois grandes de verdad, cada día me provocáis nuevos motivos para mejorar y avanzar. Sin vosotros, no soy nada.

Mis amigos…. el motor que mueve mi mundo.

Anuncios

Estoy ahora mismo en mi sofá, pensando, llevo horas pensando, aunque he hecho otras cosas, mi cabeza no ha dejado de pensar. Es curioso el tiempo, cuando quieres que pase despacio parece que se acelere, cuando quieres que pase rápido, parece frenado, relativo totalmente, como decía Einstein.

Tenía sueño, o tengo  mejor dicho, pero mis pensamientos no me dejan cerrar los ojos, sin antes dejarlos fluir en forma de letras. Hoy es un día extraño, a decir verdad ayer también lo fue. Noto que me falta algo, aunque puedo presumir de tener los mejores amigos, aún así algo me falta y no sé cómo solucionarlo. Estoy viendo mientras escribo Top Gun en Bluray, y tiene una banda sonora acojonante, llena de sentimientos, de hecho gano varios Oscars, pero con la música de compañera mis pensamiento fluyen y se ordenan más fácilmente. Es como si mis manos bailaran en el teclado al son de su melodía. Bailan las palabras, los pensamientos se mueven al son de la música, pero mis ideas no se ordenan al mismo ritmo.

Quisiera encontrar la solución a todos mis problemas en una sola canción. Quisiera tantas cosas, que si tuviera que pensarlas todas, no quedarían noches suficientes para pensarlas. Y ahora escucho a Mark Knoppler en su banda sonora de  “La Princesa prometida”, una banda sonora de hace casi 20 años, que me provoca los mismos sentimientos tantos años después. Esta es una de mis películas favoritas. Un cuento, un cuento en el que todo está presente, luchas de espadas, humor, sueños, seres de leyenda, valores, y sobre todo el más importante, la búsqueda y lucha por tu amor verdadero.

Hasta la música de la película me trae recuerdos de mi pasado, puedo verla mil veces, y me seguirá gustando. De principio a fin, y eso me hace pensar, que en lo más profundo de mi ser, sigo siendo el mismo a pesar de los años. No se pueden cambiar ciertos valores escritos en nuestros genes, nuestros sueños, si una vez fueron soñados, seguirán dentro de nosotros perennes esperando salir y convertirse en realidad. Nunca hay que reprimirlos o esconderlos, no hay que sentir vergüenza de ellos.

Si están ahí es por algo, y por ello los hay tan distintos. Si uno se repite con frecuencia, probablemente ese será tu sueño más profundo, ese que te marca y que viaja contigo toda la vida pase lo que pase. Cada uno tenemos el nuestro, y yo sin duda siempre he tenido el mismo. Son estos días en soledad cuando me sigo dando cuenta que da igual donde mire, sigo buscándola a ella entre toda la multitud. Es mi sueño más soñado, esa Alma Gemela. Da igual que música oiga, que película me ponga, o que libro lea, todo acaba significando lo mismo, ese hilo rojo del Destino que nos mantiene unidos a ese alma única que nos es todo.

Da igual las vueltas que demos, donde viajemos, o los sitios que visitemos, dan igual las compañías, los trabajos, todo eso que nos va acontenciendo  y que sufrimos, nuestro sueño seguirá ahí dentro de nosotros, el hilo no se puede romper. Lo que la vida une, ni la muerte puede hacer desaparecer.

Una frase que se me grabó en la memoria:

– ¿Puedes moverte?

– ¿Moverme? Estas vivo! Si lo quisieras podría volar!….

-Te dije que volvería a buscarte, ¿por qué no me esperaste?

-Porque habías muerto!

– La muerte no detiene al amor, lo único que puede hacer es devorarlo.

– Nunca volveré a dudar.

– Nunca tendrás necesidad.

Esta conversación, esta breve conversación después de un reencuentro, lo tiene todo, absolutamente todo. Define perfectamente lo que significa un amor de leyenda, uno verdadero. Desprende cada palabra un sentimiento puro, y único. El amor es eterno, no hay que dudarlo nunca, ni la muerte puede con él.

Esta película es un cuento perfecto donde el amor triunfa sobre todo aquello que intenta detenerlo, ni la muerte puede con el amor.

Ya no se hacen películas así, tan bellas, tan profundas, con una banda sonora tan llena de sensaciones. Da igual cuántos años pasen, siempre será mi preferida. La vi con 14  años y ahora tengo 34 y sigo sintiendo lo mismo cada vez que la veo. Es algo que no cambiará jamás.  Algo dentro de nosotros nunca cambia. Sigue vivo, sigue latente. Y ahora en la madrugada, viendo estas dos películas me doy otra vez cuenta de ello, por si lo había olvidado.

Lo más profundo de cada uno, jamás cambiará. Quizá nos adaptemos, o variemos nuestro comportamiento hacia alguna situación, pero seguiremos siendo los mismos, y nuestros sueños seguirán intactos. Como anteriormente escribí, la muerte solo puede devorar al amor, pero jamás podrá hacer que se olvide.

Hay que tener un poco más de confianza, de fe, dejarse llevar, sentir que es posible, que está a nuestro alcance, y que con un poco de predisposición seremos capaces de todo lo que nos propongamos. Si alguien te gusta, DÍSELO. Mañana puede que sea tarde, y quizá estés obligados a esperar. Pero, ¿merece la pena esperar por vuestro sueño más profundo?

No dejéis que el miedo os controle u os frene. No tenemos nada que perder si se trata de conocer, de sentir, y de transmitir esos sentimientos. Qué hay más importante para vivir que el amor verdadero? Qué sentimiento es más protagonista de los sueños de todos?, sin duda éste, el Amor Verdadero.

Pasarán los años, acontecerán situaciones, conoceremos gente lo más singular, pero esto es una constante humana que se repite a lo largo de nuestra historia.

Yo soy una persona normal, muchos pensarán que soy raro, pero para qué mentir aparentando algo que no soy, o sintiendo algo que no siento. Todos tenemos sueños, y el mío más profundo siempre ha sido éste. Qué le voy a hacer. Seguiré sólo buscándote entre la multitud, no puedo cambiar esto, ni puedo cambiar lo que soy.  Somos quienes somos, pase lo que pase y por toda la eternidad.

Jamás dejaré atrás lo que llevo dentro, pase el tiempo que pase. Es lo que me identifica. Es aquello de lo que me enorgullezco. Quizá nadie me entienda. Pero por algún motivo especial, esa parte de mí nunca cambió.

Nunca dejaré de ser un soñador, un luchador en busca de su Princesa Buthercup.

“Como desees”.

 

 

Hoy es curioso, el día está revuelto, del sol se ha pasado a viento y lluvia, y parece como si fuera todo relacionado porque hoy si no lo tenía ya claro, pues un poco más, de cómo funciona el mundo.

Intento ser bueno con la gente, y sobre todo no hablar a la espalda de nadie, de hecho presumo de decirlo todo en la cara, pero no todo el mundo es igual. Hay gente que se sigue fiando de lo que oye sin asegurarse antes, o comprobar las cosas. Hay gente mala, gente que divaga a tu espalda, que dice de todo con el pretexto que sea.

Es lamentable hasta dónde estamos llegando. No te puedes fiar de nadie. Muchas veces no tiene ni sentido. Siempre ha habido grupitos, gente distinta a ti, y hay que aceptarlo, pero cuando alguien te odia, o te envidia, enfoca casi todo su mundo en hablar mal de ti o joderte. Y yo en situación normal, si no controlase mi genio haría frente, pero luego pienso, ¿Para qué?

Qué sentido tiene molestarte en contestar a esta gente, o dejarles siquiera en evidencia, son esfuerzos innecesarios, porque si de otra cosa me he dado cuenta a lo largo de estos años, es que el elemento más sabio existente, no es otro que el tiempo, y dentro de su sabiduría tiene el poder de poner  a la gente en su sitio a lo largo de la vida.

Ahora mismo me produce cierta tristeza, porque son cosas que no esperaba, y si hay algo que me jode y me entristece, es ser bueno con alguien, para luego enterarme que a la espalda te pone fino. Y en ese momento se me nota porque me cambia la cara, y no puedo seguir siendo el mismo. Dejo de ser agradable y mi cara cambia hasta que llega el momento que me harto de mentiras y las suelto en la cara.

De todos modos, gracias a mis amigos por seguir estando ahí, y por saber cómo soy. Los que no fallan nunca, y son capaces de callar las bocas de los demás.  Y por eso les haré caso. Hay que tener más clase y más categoría para mantenerte al margen de estas cosas y no dejar que te afecte y sobre todo que los demás no sean capaces de ver que pasas de ellos. Creo que duele mil veces más la ignorancia.

En fin, que hoy me iré a dormir con el pensamiento de que mañana seguiré como hoy, escuchando a demasiados bocachanclas y gente falsa, de la que me gustaría en realidad tener si quiera delante.

Hay que ser más auténtico. Tener valores, y sobre todo preocuparte de tu vida, no de los demás. Gente que ni te va ni te viene. La persona que realmente quiera estar en tu vida, hará lo posible  por estar en ella.

Mañana seguiré mirando a la cara, y dando los buenos días, las buenas tardes, a todos ellos, seguiré intentando adelantarme a los acontecimientos, y aprovecharme de la información para que luego no me las den dobladas. Si algo hay también importante, ese eso precisamente, adelantarte a los acontecimientos, controlar la información, y ser más inteligente que los demás.

El resto lo da la vida. Eso sí, tampoco voy a mentir, a veces me muero de soltar dos ostiones en la cara a determinada gente, y dejarla en evidencia, porque tela lo machote que es la gente a distancia y por la espalda… jaja, esta es mi parte brusca y pasional, que día tras día no dejo que fluya.

Digamos que soy como un Doctor Jekkyll que controla a su otro yo, el Señor Hide. Y mis verdaderos amigos saben este dato y por eso muchas veces hacen de mi pepito grillo, para que no fluya. Puede que parezca bonachón, y otras muchas veces serio, pero es que es mejor hacerse el tonto, y luego ir por delante.

Sé que hay gente que lee este blog no sé porqué motivo, con mi nombre y apellidos, algunos supongo para mofarse, por lo que pueda ser jocoso que para gustos colores, y otros la verdad no tengo ni idea. Porque yo por ejemplo no soy tan gilipollas, de leer algo que no me gusta. No pierdo mi tiempo en este mundo, que es finito como el de todos, ni mis energías, en hacer cosas que no me llenan o me sirven para algo. Es más la envidia es tan mala que mucha gente se preocupa más de lo que hacen los demás que de como llevan su mundo.

Ah, cada día seguiré dejándome “las pelotas” en ayudar a mi familia y amigos, y a todo aquel que se me acerque con buen trasfondo y buenos motivos.

A los demás… sinceramente vivid vuestra vida y dejad la mía en paz. Ni soy tan importante, ni me merezco ese honor, y sobre todo, me es indistinto y me resbalan vuestros esfuerzos por demostrar lo que tengáis que demostrar que soy… Me importáis lo mismo que le importa a cualquiera de mis perros cagarse en el parque cuando les saco. Sois gente que no aportáis nada a la existencia humana.

Mis mejores deseos ante todo y sed felices…!

Yo sin duda lo seré!

 

Gran día hoy, día de fisioterapia, con un dolor en el dorsal y el hombro bastante alto pero después de relajar nadando, el descanso del jueves dio sus frutos y me encontré fenomenal en el entreno de hoy.

Aún así no hay nada como rodearse de la gente con la que me rodeo a diario. Te salen las fuerzas de cualquier sitio.  Y me encuentro con ánimos para sentarme aquí a escribir.

A pesar de todo ahora se me pasa por la cabeza cómo hacerle ver a alguien que es esa persona y no otra. Esa persona única sigue en mi mente,  la veo todos los días, cuando abro los ojos, y cuando con cualquier pretexto los cierro. Si ella supiera lo que significa para mi, si supiera hasta que punto el verla o imaginarla revoluciona mi mente y mi cuerpo, se asustaría de tal transformación en un hombre normal.

Y aunque últimamente me siento más cercano y más capaz de sentirla, luego hay momentos que la noto lejana. No sé porque año tras año algo me dice que será más tarde o más temprano mi alma gemela. Y supongo que por eso el que es paciente, y espera su momento, se lleva la gloria en la vida.

Mañana espero levantarme con la misma imagen en la mente, su cara disfrazada de sonrisa radiante, sus ojos son como dos soles. Si los miro mi mente se ilumina, si quito la mirada o la aparto sigo iluminado por su brillo eterno. Su voz, es como música para mis oídos, tararean en armonía de una forma que solo mis oídos escuchan. Soy un soñador y un romántico, lo sé.  Pero ella también.  Y por eso sé que con cada palabra que escribo, un poco más me introduzco en su mente. Cada sentimiento, cada sueño, cada imagen que describo, se transporta a su mente automáticamente cuando soy leído. Y a cada paso que doy un poco más me siento como si pudiera tocarla. Tocarla, que ansiado premio.

A veces para conseguir algo, tienes que desearlo con todas tus fuerzas. Y tener fe en uno mismo, en cada acto que realizamos, le da más fuerza a ese deseo no cumplido. Por eso llevo años deseando el mismo deseo.

No me rindo, no cejo en mi empeño, y aunque a veces me desanimo, al día siguiente me levanto y vuelvo a la batalla. Si encima hacemos sentir ese deseo a esa persona, esa sensación de hacerla sentir única, si conseguimos que se sienta así cuando la miramos, la imaginamos o la escribimos, habremos ganado la mitad de la batalla, pues ya tendremos su interés. Si al cabo del día siente la necesidad irremediable de saber de nosotros aunque sea con un mensaje, con un simple hola, es que nuestra meta estará ya más cerca. Y si no, es que tiene una división en el interior, pero ya estaremos dentro de ella.

Pasito a pasito, nuestro camino se va acortando y la meta se vislumbra ya en el horizonte. Si comenzamos en los ojos, ya casi hemos llegado a su corazón, y si somos capaces de meternos dentro, el mayor tesoro habremos conseguido.

Hoy intentaré soñarte de nuevo, intentaré meterme en tu mente con cada palabra, hacer que sílaba a sílaba mientras me lees, tu sonrisa aparezca, tu imaginación fluya, y quizá duermas mucho mejor, más cómoda entre tus sábanas, cerrarás tus ojos, y dentro del mismo mundo de sueños haré milagros por conquistarte.

Si consigo una décima parte de lo que describo, estaré contento, y así intentaré que sea cada día. Que cuando llegue la hora de leerme, tu mundo se detenga, y por unos instantes, sólo existamos tú y yo. No necesitaremos nada más, mis palabras, tus ojos,  mi imaginación, y tu mente. Es una lucha eterna entre dos mundos, tu realidad diaria, y el de mis sueños, el que tu sóla protagonizas. Quiero luchar por ti, quiero luchar por tu sonrisa, por cada segundo en tu mente, y darle sentido a cada uno de mis actos. Soy el Guerrero de tus Sueños. Guardián de las palabras y Capitán de mi Alma.

Soñar, como veis es fácil. Imaginar también lo es, y describir este mundo de fantasía, es lo que me consuela, un mundo donde todo lo que deseo eres tú y puedo acariciarte cada día.

La gente pasa toda su vida intentando sentir una décima parte de lo que yo siento por ti. Intentando decir las palabras correctas o encontrar el valor para hacerlo. Sentir es fácil, pero transmitir lo que se siente es mucho más complicado. Y a la gente le da miedo sentir, mostrarse frágil, decir un te quiero sincero, acariciar en público, o coger de la mano, sorprender de mil maneras, hacer locuras de amor verdadero, son mil acciones románticas que muchas veces provocan un miedo atroz. Quizá os haga sentir desprotegidos o inferiores, pero si alguna vez encontráis el valor, o el camino para hacer ves esta parte de vosotros, hacedlo, no os arrepentiréis nunca. Y aunque la gente os mire raro, o los demás piensen que sois diferentes y se rían de vosotros, hacedme caso, tenéis más que ganar que perder. Esa persona te lo agradecerá eternamente y te dará un amor y una pasión, hasta ahora desconocido para ti. Merece la pena el riesgo, ¿n0?

Quiero ser el Guardián de tus Sueños.

 

Hoy mi cuerpo toco límite, el hombro tocado, el dorsal contracturado, y una incipiente contractura en el cuello que no dejo que termine por salir. No sé si es una droga, o una bendición, pero hoy tuve que parar y tan sólo dedicarme a descansar. No hice nada, di un paseo con mis dos perras mientras mi hermano se llevo al Pastor Alemán a correr.

Estuve tentadísimo de irme a correr, a decir  verdad me lleve una camiseta y los cascos de música para después de ir a comprar la cena parar en el Parque Juan Carlos, y sudar durante un rato. Pero el descanso es parte del entrenamiento, y con las piernas cansadas, y el cuerpo agotado, no habría hecho más que el tonto.

Y me cuesta, porque el deporte y escribir son mis únicas dos maneras de desahogarme, de eliminar los problemas de mi mente, y de no pensar en que no debo pensar. Así que por eso supongo que estoy aquí ahora, porque me prometí no hacer deporte hoy, y lo único que me queda cuando estoy sólo es describir como son mis días, mis pensamientos, o cualquier cosa que pasa por mi mente y que debe salir fuera.

Hoy toda mi gente ha estado ocupada, unos viajando otros con sus familias, y otros con sus parejas, diferentes planes, diferentes lugares, desde Palma de Mallorca hasta la obra de teatro “El Rey León”, multitud de situaciones distintas pero yo estoy una vez más sólo en mi salón escribiendo al mañana, para desahogarme supongo, o para nada. Quien sabe, solamente el tiempo dirá si lo que escribo sirve de algo para quien lo lee. Pero tengo el consuelo de que sí.

Necesito creer que sí. Quiero creer que sí. Sigo sin estar inspirado, pero algo me pide soltar estos pensamientos. Son días raros, y quizá tenga que ver el dolor muscular que siento. Creo que me impide pensar con claridad y sentirme todo lo alegre que últimamente me sentía.  Es la señal de que debo cuidarme supongo.

Supongo que habrá muchísima gente que tenga mis mismas motivaciones, o mis mismas preocupaciones. Supongo que no seré el único en este mundo que piense como yo, pero de momento no he conocido a nadie igual, y me siento un poco solo.

No tengo testigos ahora mismo de mi “locura”, pero me muero de ganas de coger el ipod, ponerme las zapatillas y un pantalón corto, y salir bajo la luna llena que adora el mundo hoy, a correr durante largo rato. Mañana es viernes y para mi últimamente todos los días tienen el mismo nombre, pasan uno tras otro sin ninguna señal de cambio más que en su numeración.

Va siendo hora de acostarse. Es mi momento de desconexión diaria, donde cada día ponga todas mis ganas por hacer realidad en mis sueños aquellas cosas que escapan de mi poder.  Ahora tengo a mi lado a Dante, tumbado sobre mi pierna, y cuando le miro es como si tuviese delante a mi fiel guardaespaldas. Aunque sea un cacho de pan, sé que me es fiel hasta la muerte.

Yo creo que lo más valioso que poseo, son estos tres perros. Me quieren y me cuidan, no se separan de mi allá dónde voy. Si me levanto se despiertan y me siguen. Si estoy en la misma habitación o lugar me siguen de reojo con la mirada, y aún dormidos son capaces de mover su rabito si me acerco para ser acariciados. Un perro te profesa el amor eterno, desde el día que le acoges. Es un amor tan incondicional,  como el que yo deseo para mi.

Tenemos tanto que aprender, tantísimo que mejorar. Cada día que pasa, leyendo y viendo las cosas que veo, me doy más cuenta que estamos predestinados al fin a menos que cambiemos, que aprendamos de cosas tan puras como este amor incondicional a quien te cuida y te protege.

Y hoy, a pesar del dolor que tengo en el cuello y en el costado, aunque parezca que estoy algo negativo, no es así. Sigo mirando al futuro con el mismo afán de lucha y deseo. Mi ambición, sigue sin tener límites, y mi deseo es ferviente y lleno de poder. Yo controlo mis actos, y controlo mi Destino.  Hasta el último día intentaré aportar mi miguita de pan con la que intentar mejorar el mundo.

Hoy no sólo es un día más al fin y al cabo. Hoy quizá esté terminando, pero mañana comenzará de nuevo. No hay meta sin final. No hay final sin lucha.

 

Hoy no estoy muy inspirado, y a decir verdad me duele la cabeza. He entrenado, y ahora he cenado porque tenía bastante hambre. Me iba a poner a escribir y de repente me empezó a doler la cabeza. Hoy fue un buen día, he acabado cansado pero fue bueno, porque estuve en compañía de parte de mis mejores amigos.

Son esos que hacen que mis problemas desaparezcan de la mente o se mitiguen. Son gente con la que cuento cada día. Lo dan todo sin recibir nada a cambio. Y yo soy como ellos. La verdad que lo daría todo por cualquier cosa que necesitasen. Son gente como no creí que existiera ya, y tengo la suerte de haberme rodeado de ella.

Si tengo que dar las gracias de haber tenido esta suerte, después de 34 años de vida, es gracias al deporte llamado Crossfit que cambió mi mundo y lo mejoró de una manera increíble.

Me ha enseñado a superar mis propios límites, me ha aumentado mi conocimiento de mi cuerpo y de mis propios límites y ha hecho que los supere con creces. Cada día me levanto con ganas de más, de ir al Box a entrenar, sudar, y dejarme la piel en la goma del suelo, ayudar a mis compañeros, y por una hora escasa, o dos a veces si doblo, no pensar en nada y a la vez concentrarme en una sola cosa, mejorar.

Luego cuando casi no puedo ni levantarme del suelo, saco las fuerzas necesarias para hacerlo e ir corriendo a animar al que aún no ha acabado. Aunque no tenga aire en los pulmones, no tenga fuerza en mis músculos, algo me dice de dentro, que tengo que levantarme y gritar ánimos al que no acabó aún. ¿Qué otro deporte consigue tanta capacidad de sacrificio, de adicción, de mejoras evidentes en tu estado psico-físico, y la increíble unión con tus compañeros?

Es como una gran familia, una comunidad viva con mismas metas e ilusiones. Gente sana, en la que puedes apoyarte en cuanto lo necesitas.

Ahora mismo tengo mi corazón dividido, una parte se la lleva toda mi familia y amigos, mi gente querida, mis perros, todos lo que me rodean, otra muy grande e importante mi soñada alma gemela, esa que está esperando ser descubierta, y una tercera a este deporte.

Son tres grandes apoyos, tres grandes partes de mi vida, que si una vez resultan unidas, si en algún momento consigo disfrutar de todas por igual y a la vez, se que ese será mi Amor Verdadero. El amor, es para gente real, al igual que como otras personas tenemos nuestras prioridades, nuestras metas e ilusiones, yo he descubierto al fin las mías.

Doy gracias de nuevo a mis grandísimos amigos, a los que ya considero familia, doy gracias a la gente que estoy conociendo, de Mundo Crossfit, de Singular Box, de White Box Valladolid (este último con cariño es como mi segundo hogar cuando me invitan a ir), y de los demás sitios que voy conociendo. Quizá, un día, dentro de este mundillo de con mi alma gemela. Quien sabe. Porque ahora mismo, si tengo que elegir un tipo de persona que pueda permanecer a mi lado, es alguien que viva este tipo de vida que yo vivo, junto a mi familia y amigos, y a la vez practique este deporte que tanto me ha enseñado.

Hoy no es un día cualquiera, hoy es un día más en mi camino hacia el mañana,  un mundo me espera donde mejorar, cuidar y amar me esperan. Sea quien seas allá dónde estés, te encontraré. Mientras tanto, seguiré cuidando a la gente que me necesite, seguiré dando gracias cada día por los increíbles amigos que he hecho, y la familia que tengo. Doy gracias por tener a mis tres perros que tantísimo me quieren y tanto amor incondicional me profesan. Doy gracias por todos aquellos que saben más que yo, y de los que intento aprender todos los días. Doy gracias por tener un corazón que late tan fuerte, un corazón al que ofrecer a ese amor para gente real, que con tantísimas palabras y entradas he descrito.

El amor, sea cuál sea en tu mente, es para gente real, que sabe identificarlo, que lo cuida, y que protege a toda costa. Lo demás, no son más que vagas imperfecciones que buscan el parecido, pero no se acercan siquiera a rozarlo. El amor es para gente real, gente valiente, con ganas de vivir, de madurarlo y hacerlo crecer, gente que supera sus miedos, sus límites, que busca y consigue lo que desea, gente especial con ese brillo en la mirada, ese fuego latente, que la distingue del tedio cotidiano.

Es gente con garra, gente como la que el Crossfit crea, gente nacida para valer, para aprender, para mostrar humildad ante el que sabe más, gente con un honor y un compañerismo sin igual.

Hay que aprender muchas materias durante la vida, y creo yo que a mis 34 años, por fin estoy aprendiendo a vivir.  Y lo más importante, no es sólo aprender a vivir, lo que más necesitaba era saber como vivir mi vida, saber a quien dedicársela, y aprender a lucharla sin cuartel. Si no plantas cara a cada adversidad, a cada momento de infortunio, nuestra huella en el Destino quedará olvidada, enterrada en recuerdos, no alcanzaremos nuestra meta soñada, ni seremos capaz de conquistar el corazón de nuestra personita deseada. Y eso creedme, ella o él, sólo con mirarnos será capaz de darse cuenta, pues la huella de un luchador, de un triunfador del Destino, permanece latente por allá donde caminamos.

Somos lo que proyectamos y el amor, ese amor incondicional y verdadero, es sin duda para gente real.

 

La amaba en silencio, a gritos de la noche y madrugadas sin café. Sólo mi almohada lo sabía, sólo ella sentía mis soledades, mis insomnios, y mis noches de dolor. Ella era tan misteriosa como ausente, tan amorosa como grosera, tan imperfecta como humana.

 

Estoy agotado hoy, tenía que haber descansado pero no lo hice, supongo que me pueden las ganas y la mente hace más que el cuerpo. Al final del día me reencontré con alguien de mi pasado. No lo esperaba pero esta claro que las mejores situaciones ocurren cuando no las planeas ni las esperas.

Es la Ley de Murphy. Pero como he aprendido a vivir el presente pues disfrute de su compañía el rato que estuve. Me provocó cierto nerviosismo encontrarme con ella, porque aún la recuerdo como años atrás. Esa niña alegre y alocada, inteligente, y endiabladamente atractiva ya convertida en mujer, mucho más madura, pero con la misma cara de niña dulce y romántica. El tiempo pasa sí, pero ahora parecía que hubiera retrocedido 5 años en mi memoria.

En el fondo, quienes somos, no cambia, para bien o para mal, si es una persona de alma pura, lo seguirá siendo, y así es. es mirarla y seguir pensando lo que pensaba 5 años atrás. Una mujer preciosa, cariñosa y vergonzosa,  con sus defectos y sus virtudes, pero dejando huella por donde aparece.

Si aún recuerdo como se la quedó mirando todo el mundo al entrar en Areia 5 años atrás, hoy seguía manteniendo esa característica de robar miradas ajenas entre la multitud. Yo me fijo en todo, y cómo no, no me iba a fijar ahora.

Sigue robando corazones allá por dónde va, y aunque no es consciente de ello, eso la hace más inocente y atractiva.

Siempre dije que la clase no se hace, se nace con ella. Y ella desde luego que nació con ese toque del Destino que la distingue de lo usual y común. Si volviera a nacer una de las cosas que desearía repetir es volverla a conocer, en la situación que fuera.

Presente, pasado y futuro, es indistinto, el Destino está ahí, y dos almas predestinadas a conocerse, encontrarse, y recordarse, seguirán haciéndolo en esta vida y en las siguientes. Da igual si se trata de este Universo, o uno paralela, nuestro otro yo, y su otro yo, se encontrarán de la misma manera un día u otro. Estas dos almas quedarán unidas para siempre.

Juntos siempre serán uno. Y aunque ninguno de los dos lo puedan llegar a ver, cualquiera de su alrededor sabe que cuando están juntos el círculo se puede cerrar.

Hay días curiosos, singulares, y éste sin duda fue uno de ellos. Una mujer digna de un futuro digno, y un soñador soñando una historia que sólo puede ocurrir en su mente.

Me escondo detrás de mis letras, detrás de mis pensamientos. Me escondo y a veces días como hoy me dan ganas de huir de mis pensamientos. Porque cuando se desea tanto algo y nunca ocurre, pueden ocurrir dos cosas, que quedes parado sin poder avanzado en tus recuerdos, o que de lo contrario, consigas despertar de este sueño continuo y decidas construirte otro futuro parecido.

Hoy acaba el día, y por lo menos me puedo llevar a la almohada un recuerdo bonito, algo distinto en un sábado común. Me llevo pensamientos, imágenes, sonidos, palabras, hasta el aroma de su fragancia, para construir nuevos sueños, nuevos recuerdos, e imaginarme nuevas situaciones e historias. Soy un creador de cuentos, creo mis propias historias, mis finales felices, sueño con sueños inalcanzables, pero gracias a momentos como el de hoy, y sobre todo gracias a ella, todos los días fabrico en mi mente mi propia historia a su lado durante al menos 8 horas que duro dormido.

Soy el creador de cuentos. Creo mis propios cuentos de amor, creo mis propias historias de vida, y las vivo por la noche en mi mente. Creo que eso me mantiene alegre, soñador, y sobre todo con esperanzas de llevarlas a cabo algún día.  A veces no basta con vivir una vida real, a veces es necesario vivir una vida en tu mente, tus sueños pueden ser toda tu vida. Cuando alcanzo a tocarlo, cuando cierro los ojos y tengo el poder de que pase lo que yo quiero, me levanto con una sed inmensa de crear más recuerdos e historias.

Necesito muchos más momentos como el de hoy para seguir completamente vivo. Sin duda, yo soy el creador de cuentos, pero ella la constructora de recuerdos, la gasolina para mi mente. Sin ella este blog, no tendría sentido alguno. No tendría palabras que escribir, ni historias que soñar.

Sin ti esto no sería nada. Serían palabras sin sentido, palabras sin sentimientos, recuerdos de mentira. Días como hoy, tu eres la protagonista de este blog. Te ganaste con creces este Título.

Tu tienes el poder de fabricar los sueños de alguien. Sus historias de amor, y sus cuentos de hadas. Cuantos escritores a lo largo de su carrera han tenido esa suerte que tengo yo. Sólo con un contacto leve puedo tener sueños para 5 años.

Deseo que sonrías sólo como tu sabes.

Para ti Creadora de Sueños.