Archivos para octubre, 2016

Qué bonito nos parece siempre lo difícil. Nos encanta complicarnos.

Unos días de Diario de Noa y otros de corrernos pegados a la pared. Nos llenamos de silencios que no nos dejan enseñar lo que pensamos. Nos gusta que nos abracen para dormir. Otros días nos falta cama.

No queremos , pero odiamos estar solos… Bailamos en el espejo buscando nuestra mejor imagen mientras vosotras bailáis vuestra canción favorita. Cantamos mal en la ducha. Compráis ropa interior bonita, esperando que os la arranquen. Y callamos todos nuestros secretos.

Lloramos cuando nadie nos ve. Sonreímos sin querer.

La vida. Momentos.

Y qué decir de los amores a distancia….

Chico conoce a chica. Chica conoce a chico. No se pueden encantar más. Ella de una punta, él de la otra.

El mundo les dice que están locos, que cómo van a viajar tanto. Que esas cosas nunca salen bien, que todo serán cuernos e infidelidades. Que lo van a pasar mal.

Lástima que no ven sus sonrisas cada vez que se escuchan por teléfono. Mensajes. Llamadas antes de dormir.

Las prisas para hacer la maleta, y joder, cómo se abrazan en la estación. Y no se vieron lágrimas más sinceras que las de sus despedidas.

Hacen planes de estar juntos cada día, se dedican canciones desde lejos. Bailan en la cama.

Y aunque saben que seguramente (o no) un día se acabe, más vale intentar algo que te emociona, que arrepentirse de por vida de no haberlo intentado.

Son distintos momentos de un mismo estado… cuando el amor te llama, te toca y te acaricia, y acaba por envolverte en su fragancia. Previamente a todo ello, siempre hay una primera cita….. y hay cinco puntos claves para que todo salga bien antes de veros….

Uno: Tienes que traer ganas. Sin ganas de hacer algo, nunca nada sale bien. Una ración grande de ganas por tanto.

Dos: Sonrisas. Trae muchas, las vas a necesitar. Suerte la tuya, que tienes una sonrisa encantadora.

Tres: No te hace falta mucho dinero en la cartera. Vamos a pasarlo bien. Hablamos mucho y eso no tiene ningún precio.

Cuatro: Antes de irnos, podemos parar en cualquier sitio cutre, en el que pongan Cola Cao calentito. Yo te invito, soy un caballero.

Cinco: No os olvidéis en el caso de los varones, al llegar a casa, de lo de escribirla para contarla si te lo has pasado bien o no. No es algo en sí obligatorio, pero os aseguro que les encantará.

Este pequeño manual es indispensable, para que una cita salga bien, y pueda dar lugar a una segunda, si es que ambos sois elegidos por ese tan apreciado sentimiento amor, atracción, deseo, ganas de conocer, intriga…

Yo lo llamo “el proceso”.

Es en ese preciso momento cuando la llama del amor, comienza a encenderse. Sensación de nerviosismo, mariposas, alegría sin igual, tu estado cambia. Todos perciben a tu alrededor que hay algo nuevo y maravilloso en ti. Es como un brillo, o un aura que te marca y se hace visible a cuántos te conocen.

Son momentos de la vida, de distinto tipo. Pero todos ellos están relacionados entre sí por el mismo sentimiento. El amor.

Son historias que pueden ser de una misma vida. Unas salen bien, y otras quizá no tan bien. Pero en el camino de enamorarnos por última vez reside nuestro aprendizaje. Y debemos aprender a enamorar, y a ser enamorados, a ser felices y a hacer felices…. y sobre todo, a valorar ser amados para poder saber amar de verdad.

“Necesito… no sé, un escape, una salida. Pero no una fiesta, ni a una discoteca, sino a un parque, a una playa… Sentarme en la arena y hablar de todo con alguien”.

Anuncios