Archivos para septiembre, 2018

Tatuajes y amigos

Publicado: 30 septiembre, 2018 en amor, destino, pensamientos

Ya es de noche, y por fin he terminado con la primera parte del tattoo, ahora quedan otras cuatro sesiones para continuar con el antebrazo y mira, quería hacerlo desde hace muchísimo tiempo.

Una de las personas que más quiero, bueno, dos, Marina y Alex, han estado conmigo hoy, y han visto la obra de arte (según todo el que la ha visto) terminada. Casi todos han quedado impactados por la calidad de lo que hace mi amigo íntimo y tatuador Jose.

Siempre dije, hace ya más de 17 años que si algún día me tatuaba me pondría en sus manos, y ahora he creado una historia en mi cuerpo, junto con su ayuda, que terminará en noviembre… y me gusta.

Le da un toque o look completamente distinto a mi cuerpo. Dice mi amigo Román, que me he actualizado, que soy Coronel 2.0 y me gusta la verdad. Me veo distinto, y según me dice todo aquel género femenino que me conoce y me ha visto, he mejorado sustancialmente mis aspecto. Y eso hoy en día aunque lo neguemos, nos importa, porque a todo el mundo le gusta gustar. El que diga lo contrario, MIENTE.

En fin. Orgulloso estoy de lo que veo, y todo lo que me he hecho, y me queda por hacer, es algo muy mío, que tiene que ver con lo que soy y he sido, y con lo que me define. Mi amigo Jose dice que puede ser el mejor trabajo que ha hecho, y digno de exposición. Todo el fin de semana trabajando en ello, y metiendo contenido según se iba apareciendo en su mente y en la mía.

Ahora en breve me voy a acostar, a ver con qué sueño hoy, como si ni supiese lo que va a pasar, y quién va a aparecer en mi mente según caiga en la cama y cierre los ojos. Sería del género tonto pensar que no me va a pasar hoy otra vez. Para qué coño me voy a esconder, si no tengo miedo, y me importa un cojón si la gente piensa que soy gilipollas por ser así o asá.

Pues como me da igual todo, pues me reconozco las cosas, y me encanta escribir. Igual que Jose dibuja en el cuerpo y crea arte, yo desde que le conozco empecé a escribir y siempre dijeron que sé transmitir con palabras todo aquello que siento. Y creo que es cierto, porque en todos mis escritos va implícito cómo me siento, y lo que llevo dentro. Y soy capaz de transmitirlo a quien quiero.

No creo que quede mucha gente como nosotros, que no tengan miedo a decir lo que sentimos ya sea en forma de dibujos, tatuajes, música, o letras. Es lo mismo. Es lo que somos.

Me gusta no tener miedo de decirle a alguien que sueño con ella, o simplemente que la llevo en el corazón. Hay demasiado miedo, y eso ciega muchas veces. El miedo crea inseguridad, y la inseguridad nos hace perder oportunidades.

Yo nunca he dejado de luchar por mis sueños. Nunca.

Y por las personas que amo en mi vida menos. Ni mi familia, ni mis verdaderos amigos, ni mi dulce locura.

Y si algo sé, en toda historia de amor es que a parte de madurez, debes desear la felicidad de la otra persona por encima de la tuya propia, y entonces podremos hablar de amor verdadero. Lo demás serán encoñamientos, y tuercebotas, me río de la gente que es capaz de enamorarse cada dos meses, o ahora de un corazón, luego de otro corazón, y así sucesivamente. Esas personas no valoran realmente a la persona que tienen delante.

El amor puro ocurre una vez, y penetra tan dentro de ti, que te cambia, te revoluciona, se mantiene en tus sueños, y te nutres de ellos.

Yo imagino, sueño, pienso, lloro, sonrío, y resucito, pensando en esa persona. Y no soy capaz de ver más allá de su felicidad . Se pueden presentar otras personas en tú vida, pero si el amor es tan puro, no habrá sol que eclipse a tu Luna preciosa.

Sólo cuando te han roto el corazón alguna vez, que a todos nosotros de jóvenes nos habrá pasado, sabremos darle la importancia necesaria a la persona que amamos.

El amor asusta, lo sé. Pero llega un momento que te abraza, te envuelve, y te protege, y si conseguimos estar a la altura, puede acompañarnos para siempre. Sólo hay que cuidarlo un poquito.

Personas como yo, bajaríamos la Luna a quien amamos, simplemente por hacerla sonreír. Simplemente, dándonos un pedacito de su corazón, una parcelita pequeña y acogedora en él, y una sonrisa de esas que te iluminan y te hacen vibrar. No necesitamos más.

Es tan fácil hacer feliz a la persona que quieres si muestras el interés necesario por saber lo que lleva dentro, y abrazarlo con pasión y mimo. Y hacerla fluir, que su felicidad sea patente en cada uno de sus movimientos.

Cuando eres capaz de soñar con la felicidad de otra persona…. y te levantas por la noche, con su imagen en la cabeza, y la vuelves a soñar…. creedme, estáis irremediablemente enamorados. Puede ser vuestro alma gemela, luchad por su felicidad, luchad por ella, no hay otra….  no esperéis a perderla para daros cuenta de lo que teníais.

Darle lo mejor de vosotros mismos, vuestra versión 2.0, la mejorada, la que la deja sin palabras, la que la envuelve y la abraza, y amadla, amadla hasta el final de los días.

Dedicado a mis cotillas.

A mi familia y amigos, Jose, Alex, Román, Marina, Lorena, Yanira, y por supuesto a mi dulce locura.

“Un alma gemela auténtica es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Es la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros.”

Anuncios

Buenas noches

Publicado: 30 septiembre, 2018 en amor, destino, pensamientos
Etiquetas:, , , ,

Estoy ya en la cama, a punto de acostarme, todo el día con el tatuaje, estoy jodidamente cansado. Pero digo, voy a escribir un poco, ya que tanta gente me lee, pues me gusta este juego de informar y desinformar.

Parece mentira que no me conozcan determinadas personas. Llevo meses desinformando, y escribiendo lo que quiero que lean, sin que sepan si es lo que realmente pienso o no. La gente vive pendiente de lo que hacen los demás sin prestar atención a sus vidas. Muchas veces por envidia, y otras por interés oculto, o simplemente porque tienen una vida más vacía que la que muestran al público.

En fin, sólo una persona me conoce tan bien como para saber mi manera de pensar, de escribir, y de sentir. El resto, son meros espectadores de algo que ni alcanzan a comprender.

Lo de no cuentes esto o lo otro por favor… he comprobado tantas veces como la gente miente, que el porcentaje es tan altísimo, que asusta. No se puede confiar en la gente. Sólo en los que realmente te demuestran que quieren quedarse en tu vida.

Durante meses he puesto pruebas a los que tengo al lado, cuántas veces abre dicho esto que quede entre tú y yo, y me han dicho que por supuesto…. jajaja demasiadas mentiras, gente sin honor y sin palabra. Inmaduros. Simplemente inmaduros.

Tenía que soltar esto, llevaba meses queriendo decirlo. La falsedad tan evidente y la falta de cojones de muchas personas.

Pero bueno, hoy ha sido un gran día, todo el que ha visto lo que me han diseñado en mi cuerpo lo ha llamado obra de arte, y aún sin acabar. Ahora no sabré si me miran por el tattoo, por criticar, porque gusto, …. o por una mezcla de todos.

Me importa más bien poco la verdad. Como dije hace mucho, me importan mis verdaderos amigos, y sobre todo, mi familia, y mi dulce locura. El resto… no merece ni siquiera el gasto de un bofetón en la cara de padre.

Bueno, hoy me voy a acostar, y como todos los jodidos días, fijo que aparecerá su imagen en mi cabeza, como un puto taladro del 12 y no se irá ni aunque me drogue. Otro día más perenne en mi mente al acostarme, perenne cuando sueño, y seguramente al levantarme.

No sé cómo cojones puede hacer eso. Dejar una marca tan imborrable dentro de alguien cuando a veces es realmente asquerosa e insoportable. Yo creo que todo en conjunto es parte de su encanto. Eso que guarda para ella, mezclado con su mala ostia, su escudo, y su romanticismo y pasión incontrolable y evidente a mis ojos desde el primer momento que la vi, pues hace que tenga su imagen clavada en mi mente.

Hoy espero dormir, no despertarme a mitad de la noche y si es con ella pues volverme a dormir, y si no pues aparecerá en uno de los numerosos sueños que he tenido esta semana. Es la tónica habitual de mis noches. Disfrutar en sueños y dejar que se escape de entre mis manos cuando abro los ojos.

De día jugamos al despiste, jugamos a ignorarnos o no pensarnos, jugamos a la indiferencia como ya hicimos tiempo atrás, y se nos olvida que cuanto más evitamos algo más posibilidades tiene de pasar.

Creo en el Destino, fervientemente, creo que es ella y no otra la mujer de mi vida. Puede que eso asuste, pero a  estas alturas de mi vida, me importa tres cojones lo que diga la gente o lo que diga tanto espectador interesado. Me importa lo que siento, me importa solo una cosa. Verla feliz. Sentirla feliz, y no digo verla sonreír, si no saber que es feliz. Feliz como la conocí. Con ese áurea que la caracterizaba, ese brillo de ilusión en sus ojos, y cero ojeras.

Como he dicho mil jodidas veces, esta mujer, nació para brillar. Y tendrá su escena de Love Actually. Y tengo la completa certeza que será así. Ya has conocido las cartas perfumadas, los ramos de rosas, las cartas sorpresa, las notas ocultas, las cenas improvisadas, escapadas de locura, borracheras de amor, miradas de pasión… lo otro estará por llegar.

Lo sé.

Buenas noches instagramers.

Buenas noches dulce locura.

 

La razón

Publicado: 29 septiembre, 2018 en amor, destino, pensamientos

Otro día más que me acuesto con su imagen en la cabeza. Intento sustituirla por recuerdos, otras imágenes, incluso intento crear recuerdos nuevos, imaginar cosas, lo que sea para que desaparezca de mi mente, pero pasa el rato, doy vueltas en la cama y su imagen sigue perenne ganando la batalla al resto.

Es acojonante, que sea luchadora la cabrona hasta en mi imaginación. Pero siempre gana, y sigo pensando en ella.

Ahora cuando termine de escribir esto, me vestiré e iré al estudio de mi amigo Jose a la segunda sesión de las tres que me va a dar. Escucho música mientras escribo, me ayuda a soltar más palabras aún de las que llevo dentro.

Soy un gilipollas, porque he intentado olvidarla. Y no se puede sacar de la mente lo que el corazón abraza fuertemente. He hecho el gilipollas, me he obligado a hablar y dar un paseo con una mujer encantadora, y para qué. No siento nada ni sentiré y al final haré daño. Y no voy a hacer daño a nadie. Soy gilipollas por hacer cosas que no van conmigo, que no fueron nunca.

Dejaré que pase el tiempo, y que pase lo que tenga que pasar. Pero me mentiría, me mentiría muchísimo si no hiciese caso a mi corazón. Esta vez la razón no manda. Y cuando estás tan enamorado de alguien, sin duda es el pecho el que manda.

Somos seres curiosos cuanto menos, amamos, odiamos, nos peleamos, nos perdonamos, volvemos a amar, y seguimos ese ciclo de sentimientos enfrentados, muchas veces dominados por nuestros propios miedos, hasta que llega un día en el que vemos la luz, nos levantamos de la cama y desafiamos a nuestros demonios. Ese día es el que comenzamos a sentirnos libres, a amar de verdad, y a ser felices.

Este año, no sé realmente cómo acabará. Porque si tengo que describir todo lo que me ha pasado, nadie lo creería. He amado, amado como en mi vida, sufrido, decepcionado, luchado por levantarme, finalmente lo conseguí, seguí amando con locura, volví a sufrir, y aquí sigo luchando y amando profundamente y en “secreto”.

La gente no lo entiende, la gente se entromete, muchos interesados en sus propios beneficios, muchos que dicen lo que queremos oír pero no lo que necesitamos oír, en algunos casos sin honor, y en otros porque son el refuerzo positivo que necesitamos.

Yo creo que para opinar en el amor, hay que conocer, y creo que en temas de amor, sólo dos personas, las dos implicadas pueden opinar, porque son las que sienten, las que temen, las que se echan de menos o se odian, las que comparten, y en definitiva las que aman.

Puedes dar tu opinión sincera, pero sólo cuando has besado unos labios, acariciado su pelo o su mejilla, mirado a sus ojos jugando al cíclope, disfrutado de su imagen durmiendo a tu lado, abrazado, reído, compartido momentos, y en definitiva amado, sólo en ese momento eres el indicado para hablar. La razón, la razón no entiende de sentimientos. Es un mero instrumento de los ajenos a ellos. La gente razona sin sentir, sin saber lo que verdaderamente fluye dentro de nosotros. Y la gente a veces intenta meterte ideas sin tener ni puta idea de cómo somos en realidad y lo que nos han hecho sentir.

Y por amor, por amor hay que darlo todo, y luchar hasta el final. La gente sin honor, los amigos que desde fuera dicen ver todo más claro, deben apartarse. Siempre he pensado así. Y a pesar de que nos quieren, no tienen la verdad suprema.

Sólo dos corazones que han sentido algo el uno por el otro, unidos por el Destino, son capaces de entenderse, de separarse, o de unirse para siempre. El resto, meros espectadores de una historia de amor o desamor, deben callar, y en su caso, alegrarse de vernos felices.

Cuando se ve a dos personas felices, qué más da lo que diga el resto. Eso siempre he pensado yo.

Cuando lo das todo por alguien, hasta tu última gota de energía, eso es lo único que debe importar.

Ni razón, ni gente de alrededor ni ostias. Cuando has observado como duerme la persona que amas durante horas, has cogido tu ordenador, y descrito a su lado como sueña, como palpita, y como espasmea, cuando no has mirado ni las teclas ni la pantalla, simplemente la has observado, y has dejado que todas las palabras salieran solas… es entonces cuando puedes decir, que lo que sientes, lo que sientes es puro y sale directamente del pecho.

La gente no entiende el romanticismo, no entiende quizá ser como soy yo. La madurez, la falta de experiencia, y en muchos casos el momento tan visual en el que vivimos, han imposibilitado que tengamos nuestras historias de amor de película.

Estamos condicionados, muy condicionados. Pero yo estoy harto de la gente, de los entrometidos y demás gente que no vale ni una mirada, porque si alguien me quiere, se alegrará de verme feliz.

Soy un luchador, siempre lo he sido, y con eso me queda. Y si tengo que gritar algo al viento, es que amo con locura. Y por mucho que me lo intente negar estoy enamorado profundamente.

No se puede razonar con el amor, ni con un corazón locamente enamorado. Le gritarás palabras, le obligarás a latir en otra dirección, pero dará igual…. su latir seguirá teniendo un solo nombre y una sola dirección.

El amor es sólo para valientes de corazón puro.

Que la echo de menos, puede ser, que la quiera con locura, también puede ser, y mi mente no lo va a cambiar mientras mi corazón esté vivo.

Fin.

Tiempo y sueños.

Publicado: 28 septiembre, 2018 en amor, destino, pensamientos

Hoy ha sido un buen día, la verdad, he dormido genial, soñado como describí en mi anterior entrada, y entrenado bastante a gusto, en compañía agradable, Jaime, la doctora bonita, mi querido Tanque, Laura que es un amor de chica y pelea a muerte, y el señor Nahún que hace la clase amena de cojones, y encima dejándome entrar tarde por venir de la otra clase.

Es cierto que cuando peores cosas nos pasan o creemos que nos encontramos al borde del abismo, pasan cosas que hacen que tu fortaleza, nuestra fuerza interior se muestre.

Cada día me siento más fuerte, sinceramente, no sé de dónde coño sale mi fuerza, pero lo cierto es que todos los días intento reventar la pizarra, y lo consigo.

Me gusta ayudar, me gusta enseñar todo lo que he aprendido en 9 años de este deporte, y otros tantos en muchos otros, me gusta ver mejorar a la gente que quiero, me gusta porque me enorgullece ver que todos nuestros límites se superan simplemente con un poquito de nuestro tesón y nuestra fuerza interior.

Nunca me acostaré sin dar gracias por algo, y hoy las doy por que a pesar de las cosas que me pasan, o los errores que cometo, tengo alrededor gente extraordinaria que me suben el estado de ánimo cuando más lo necesito. Mi amiga Lore por ejemplo, basta una conversación con ella, y se te sube el guapo con una simple foto que te pide.

No voy a negar que estoy nervioso, porque mañana me voy a hacer mi primer tattoo, y la verdad que es un “proyecto” enorme, que mi amigo Jose, un puto artista como un piano de grande, se ha currado de qué manera. Así de ir a hacerme un solo tattoo serán tres a la vez en varias sesiones, que según él, son para mi, porque llevan mi nombre, en lo que significan, y en lo que en mi representan.

Tengo ganas de verme el cambio la verdad.

Esto lo escribí ayer, y me quedé dormido, estaba destrozado. Hoy he vuelto a soñar, parece una jodida maldición pero no voy a contar el sueño, estoy cansado de hablar de sueños, lo que quiero es algo real, que pueda tocar, que pueda acariciar, y cuidar. No quiero tener que despertarme y darme cuenta de que se ha ido, y sólo era un estado de mi mente descansando y recordando algo bonito.

Hoy estoy cansadísimo, supongo que del estrés de toda la semana, tantos sentimientos, intentando no pensarla, o no imaginarla, poniendo muros en mi mente para evitarlo, y es difícil de cojones. Y eso cansa la mente. Mucho.

Me voy a la cama con una imagen en la cabeza como hace meses y me levanto con la misma imagen. Y procuro estar ocupado todo el día para no pensar. Y cuesta horrores.

Agota.

Pero bueno, supongo que como ambos dijimos el tiempo dará las respuestas necesarias. Yo no sé si estos días me está evitando, o los dos lo hacemos. No sé si quiera si pensará en mi o me echará algo de menos, porque es la mujer más jodidamente difícil de leer que he conocido en toda mi puta vida.

Es tan difícil, que se puede estar muriendo de ganas de escribirme o de hablarme, y guardarse esas ganas para ella simplemente por el hecho de tener unas barreras psicológicas o yo que sé enormes.

La última vez que nos encontramos hace meses, no conseguí que me confesara que me echaba de menos. No hubo manera de sacarla las palabras porque no le “gusta” hablar de esas cosas. Es como si le hiciera sentir indefensa. Yo creo que cuando alguien le gusta de verdad, cuando alguien la sorprende y la trata como nunca antes, se acojona porque no se ve a la altura de corresponder, y le entran miedos e inseguridades, y se siente mal por ello.

Es la conclusión que he sacado. Y espero y deseo que un día se despierte y cambie eso. Porque cuando tenemos delante a alguien que nos quiere dar todo en la vida, una persona de esas que se muere por sorprenderte, te ama con locura, y es tu todo…. con lo difícil que están las cosas, hay que ser verdaderamente idiota para apartarla de tu lado. Independientemente del momento que nos encontramos cada uno.

Es la lotería de la vida, más difícil que el euromillón.

Somos seres humanos, y desgraciadamente, somos gilipollas.

Pero si tengo que reconocer algo, que ahora, dentro de dos meses y el 6 de enero en su cumpleaños, la seguiré queriendo y echando de menos. Soy sincero conmigo mismo.

Tiene algo en sus ojazos que me ha marcado para siempre. Y sería también un gilipollas redomado, si no lo reconociese.

Es lo que soy, y es lo que me ha hecho sentir.

Tiempo…. tengo ganas de ver tus efectos. Y tengo ganas de verlos en ella. Me muero de ganas por verla feliz, pero feliz de verdad como hará un año. Porque ahora, aunque sonría, sé que no es feliz. Guarda mucho más de lo que puede hablar o mostrar.

Seguirá siendo mi inspiración diaria me temo. Mi musa literaria.

Sueños

Publicado: 27 septiembre, 2018 en amor, destino, pensamientos
Etiquetas:, , , , , ,

Hoy es un día raro, he soñado, y es que he soñado con ella. Y bueno yo no controlo mis sueños, y ha sueño un sueño super raro, estático, acojonante.

He soñado con un día  se puso coletitas, y estaba acojonantemente sexy, e intenté que no me viera mirarla, porque tela, es de esas veces que cogerías a alguien y la arrancarías la ropa de golpe y la harías tuya.

Sólo ha sido eso el sueño. Una imagen pero que se ha repetido un buen rato. Y me he levantado con esa imagen en la cabeza.

Dicen que los sueños son imágenes del pasado, recuerdos y a veces premoniciones, y no sé pero intuyo que volveré a ver esas coletitas. No sé porqué.

Intento ser fuerte, no pensarla, o no imaginarla. Y a veces me cuesta mucho. No sé qué estará haciendo o pensando ella, pero por las noches me viene a la cabeza como una pintura al óleo, fija, en mi mente, donde sus ojos hacen que mi pensamiento se detenga.

Sé que todo pasa por algo, sé que esta pausa o punto y seguido dirá muchas cosas en los dos, sé que el tiempo es aliado, y que el tiempo une más que mil miradas, y sé también que el Destino existe.

Mañana me voy a hacer mi primer tattoo, llevo mucho tiempo queriendo hacérmelo la verdad, y el diseño es algo muy mío, algo que tiene mucho que ver conmigo, y el que me conoce lo sabrá.

Me han dicho de todo, que me lo piense, que no tenga prisa, y bla bla bla, pero necesito hacérmelo, porque necesito levantarme cada día y recordarme quien soy, lo que me hace ser yo mismo. Esos pilares fundamentales que cada uno de nosotros tenemos.

A mi me dijo mi amigo y tatuador Jose, que si algo sabe de mi después de tantos años, es que la fe y la fuerza, son dos palabras que van implícitas en mi personalidad. También me dijo el valor y el honor, o el respeto y la lealtad, incluso algunas malas como la mala leche que puedo tener, o lo sensible que sabe que soy.

No sé cómo acabará el año, y lo pienso mucho, porque dicen que todo año que mal empieza bien acaba, pero si sé como me gustaría que acabara, y es algo que me reservo para mi, porque los deseos, si se dicen no se suelen cumplir, y casi todo lo que he pedido este año se ha cumplido más o menos. En cierto modo si se ha cumplido, pero bueno, con ligeros matices.

Soy un hombre grande, de aspecto puede que duro, pero cuando se me conoce, pues soy quien soy, un tío sensible por dentro, que lucha por ser feliz. Y sobre todo, que lucha por quien ama, y eso si que siempre ha sido así.

Somos quien somos, y la vida es como un océano gigantesco de momentos y sentimientos, a veces estamos en la cresta de la ola, y otras veces enterrados bajo ella. Y los que son como yo, saben a que me refiero. Ha sido un verano espectacular en su comienzo. Y desearía entrar en un bucle temporal y repetirlo durante toda la vida que me quede, la verdad.

Fue como tocar el cielo por primera vez en toda mi vida, y la verdad que si el cielo es así… merece la pena ser bueno para llegar.

He cometido muchos errores a lo largo de la vida, hecho daño a gente que no se lo merecía y pagado por mis pecados. Por todos. Pero si algo he aprendido, es que si esos errores se cometen por culpa de un buen corazón, la vida no te lo tendrá en cuenta.

Cuando eres de esas personas que se entregan, y que por amor cometen locuras, errores, sufren, lloran, fluyen, y sobre todo cuidan. Pues que queréis que os diga, que pase lo que tenga que pasar, porque yo creo que si haces el bien, más tarde o más temprano, serás recordado, y la vida te ofrecerá motivos para volver a sonreír, y sobre todo te ofrecerá una nueva oportunidad de ser feliz.

Y no puedo evitar pensar, porque siempre lo he hecho, siempre he pensado demasiado. Y siempre he soñado, despierto, y dormido. Es lo que se dice ser  un soñador en toda regla. Y miedos, no tengo ninguno. Absolutamente ninguno ya después de todo lo que he visto y sufrido.

La vida es para la gente con fuerza, con tesón, la vida es para valientes que son capaces de enfrentarla, de retarla, y de vivirla con máxima plenitud. Puede que esté en un momento no tan bueno, pero encontraré la manera de darle la vuelta. Porque siempre ha sido así, y seguramente seguiré soñando con ella, porque estoy seguro que si no es en esta vida lo será en otra, pero es mi alma gemela. Asi que bienvenidos sean los sueños como los de hoy. Me unen a otro momento de mi existencia, uno que deseo y abrazo con fuerza.

Y de eso se trata la vida, de abrazar todo aquello que te hace feliz. Y sin duda, estos pequeños detalles, soñarla, me hace feliz.

“El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños.”

Puertas

Publicado: 25 septiembre, 2018 en Sin categoría

Es curiosa la vida. Cuando una puerta se cierra otras tantas se abren. Yo me he pasado el año que llevamos enamorado de una persona. Enamorado hasta la médula, y me considero un luchador. Uno que cree en lo que hace y que lucha hasta el final.

Pero es como el dicho que “alguien fuerte llora no porque no sea fuerte, si no porque lleva demasiado tiempo siéndolo”. Y he llorado mucho. Demasiado diría yo aunque no me arrepiento, porque todo lo que he hecho lo he hecho con el corazón más puro que pudiera tener.

Yo no veo el futuro, no sé lo que va a pasar con mi vida, ni si voy a dejar de sentir, o voy a sentir mucho más. Sinceramente no lo sé.

Hay veces que es mejor alejarse de quien amamos, porque estar cerca podría hacernos mucho daño. Estoy cansado de luchar, de esperar señales, de esperar algo que no llega. Y las cosas no se pueden forzar. He dado lo mejor de mi, he ofrecido mi mejor versión.

Ha habido momentos increíbles que llevo en el corazón, cosas que he sentido que tenía completamente olvidadas, y he cometido errores porque cuando quieres a alguien sientes demasiado. Somos humanos.

En las últimas semanas justo cuando peor me encontraba te pasan cosas que no sabes explicar ni porqué te pasan. Cuando peor estás a veces la vida te regala cosas que tienes que saber apreciar.

Yo no creo en eso de que un clavo saca otro clavo, nunca he creído en ello. Y no creo que lo vaya a hacer ahora. Pero si alguien muestra interés y desea conocerme me dicen que no me cierre en banda, porque nos damos cuenta de lo que tenemos cuando lo perdemos desgraciadamente.

A veces simplemente hay que dejarse llevar. No sé si está bien, ahora mismo lo del bien y el mal, lo tengo completamente distorsionado, pero unos me dicen una cosa, otros me dicen esto otro, y me hacen un verdadero lío.

Bueno, en los últimos días una chica encantadora de donde entreno que ha mostrado verdadero interés en mi, en conocerme, y no sé si estoy preparado. La verdad, todos me dicen que a delante, que no mire atrás, y que me deje llevar.

Pero no sé que hacer. La verdad no lo sé. Siempre he sido de Carpe Diem, de vivir el momento y bla bla bla, pero a la hora de la verdad, sigo siendo un gilipollas romántico, y eso no ha cambiado nunca. Es bonito, muy bonito que alguien te diga cosas bonitas, o esté ahí para ti, y te pregunte, y muestre verdadero interés en muchas cosas que tenía desatendidas, pero no sé realmente si estoy preparado.

A otras personas les sería facilísimo, son capaces de romper con algo y empezar algo nuevo casi inmediatamente, como mi amigo Alex, pero es que yo no sé porqué no tengo eso.

Nunca lo he tenido, y no creo que lo vaya a tener ahora.

Necesitaba desahogarme, y últimamente lo hago demasiadas veces a la semana. Intento sonreír, lo consigo muchas veces, pero otras, cuando estoy a solas me da por llorar. Me levanto con ansiedad en el pecho, no duermo bien, nada bien, y no sé de dónde coño saco mis energías.

El caso es que tengo que elegir que hacer. Si dejarme llevar, o no hacerlo. Ahora son whatsapps, algún entreno juntos, y un paseo con los perros, pero llegará algo más, y no sé si estaré preparado, porque aunque me he pasado horas hablando con ella,  yo no quiero hacer daño a nadie, nunca he querido.

Lo que tenga que ser será. Siempre es así.

No sé porqué es tan jodidamente difícil el amor hoy en día. Cuando todo sería tan fácil, todo se complica hasta extremos completamente insospechados. Dos personas que fluyen desde que se conocieron, se pelean con el destino, se pelean entre ellos, se echan de menos, se piensan, se buscan, se dan señales, y el Universo conspira para que se separen una y otra vez.

Hoy en día los humanos somos verdaderamente gilipollas, cuando tenemos delante a nuestro todo…. lo hacemos nada. Y todos tenemos culpa.

Sólo espero que llegue el día en que pueda volver a sonreír. Sonreír de verdad, y poder fluir de nuevo.

“El tiempo pasa muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan, pero para los que aman, el tiempo es eternidad.” 

William Shackespeare

 

Protegido: Soy ambicioso

Publicado: 22 septiembre, 2018 en Sin categoría

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación: