Archivos para diciembre, 2018

Yo, era un policía

Publicado: 28 diciembre, 2018 en Sin categoría

Hoy no responderé a la llamada de radio que informa que tu novio ha llegado a casa borracho y te está pegando otra vez.

Hoy no responderé a la llamada que informa que tu hija de 16 años, que es muy responsable, hace cuatro horas que debería haber vuelto del instituto.

Hoy no responderé a la llamada que informa de que han asaltado tu tienda o robado en tu casa.

Hoy no evitaré que un conductor borracho mate a alguien. No atraparé a un violador, ni a un asesino, ni a un ladrón de coches.

Hoy no responderé a la llamada que informa que hay un hombre armado, o han intentado secuestrar a un niño, o que alguien ha sido apuñalado o sufrido un terrible accidente.

Hoy no sacaré a tu hijo, que dejaste encerrado en el coche, o al niño al que estabas muy ocupado para vigilar y se cayó a la piscina pero yo reanimé.

No, hoy no haré eso.

¿Por qué?

Porque hoy he muerto, atropellado por un conductor borracho mientras ayudaba a sacar un vehiculo averiado de la autopista.

Hoy me han tiroteado y acabado con mi vida durante una parada de tráfico rutinaria, simplemente por decirle a alguien que tenía una luz trasera fundida.

Hoy me he matado en un accidente de tráfico cuando acudía a prestar ayuda a un ciudadano.

Hoy me han abatido cuando trataba de llevar a cabo una orden de detención de un conocido traficante de drogas.

Hoy me han matado cuando trataba de impedir un atraco a un banco o en una tienda. Hoy me han matado haciendo mi trabajo.

Un capellán y un agente irán a una casa y le dirán a una madre, a un padre, a una esposa, a un marido o a un hijo, que su hijo, hija, marido, esposa, padre o madre no volverá a casa.

Las banderas de muchas comisarias ondearán hoy a media asta pero la mayoría de la gente no sabrá porque.

Habrá un funeral al que asistirán mis compañeros, se dispararán salvas de honor y sonarán los tambores mientras me entierran.

Pondrán mi nombre en una placa, en una pared, en un edificio, en una ciudad en algún lugar.

Una bandera doblada descansará sobre una chimenea o en una estantería en un hogar en alguna parte y una familia estará de luto.

No habrá gritos pidiendo justicia ni habrá disturbios en las calles.

No habrá agentes manifestándose y gritando ” Si no hay Justicia, no habrá paz”.

No habrá ciudadanos gritando que hay que hacer algo. No se romperán cristales, ni se quemarán coches, ni se lanzarán piedras, ni se gritarán nombres.

Algunos pocos que lloran en silencio mientras tratan de dormir, serán la muestra de que yo importaba.

YO, ERA UN POLICIA.

Anuncios

Ruido

Publicado: 7 diciembre, 2018 en Sin categoría

El amor sólo entiende de sensaciones. Unas veces llega o se va de forma inesperada. Otras en cambio va avisando de que algo bonito empieza, o algo que lo fue empieza a agotarse.

Son los detalles que lo marcan todo.

Eso y el ruido.

El ruido de las risas de madrugada. El ruido del intermitente que pones antes de girar hacia mi calle. El ruido que te asusta de noche cuando estamos a punto de dormirnos y luego resulta ser nada. El ruido de un bebé que golpea la mesa buscando nuevos sonidos. El ruido cuando nos corremos y no paramos de gemir. El ruido de un concierto al lado del altavoz.

El ruido del corazón latiendo cuando nos miramos y no decimos nada.

Que incluso dentro del silencio suena el amor.