Seres mágicos

Publicado: 6 febrero, 2019 en Sin categoría

La vida es compleja, y a medida que la voy viviendo me doy cuenta de que cada vez lo es más en los tiempos que corren.

Somos animales de costumbres, y estamos en continuo aprendizaje. Muchos aprendemos de nuestros errores, y estos abren nuevos caminos sobre nuestra propia existencia. Nos caemos, nos levantamos, y algunas otras veces no conseguimos hacerlo.

Nunca podemos estar seguros al completo de que nuestras acciones, nuestras decisiones serán las correctas, pero muchas veces decidimos arriesgarnos sin contemplar que la química de nuestro cuerpo, va muy por encima de nuestro intelecto, y a pesar de que lo usamos para decidir sobre nuestra vida, puede que esas mismas decisiones se encuentren enfrentadas a nuestras emociones.

Y eso, volverá a determinar el valor de nuestras acciones. Podemos querer algo con todas nuestras fuerzas, haber sopesado pros  y contras, y a pesar de todo ese proceso de valoración puede que la decisión coherente y razonada no sea la apropiada para nuestros sentimientos, que si no han salido, acabarán por salir. Y es así porque sentimos, porque tenemos recuerdos, porque la propia química de nuestro cuerpo hace que tengamos unos momentos u otros en los que necesitamos unas cosas u otras.

Todo es muy complejo, porque nunca sabremos a ciencia cierta si nuestras decisiones son las correctas al tomarlas. Ese resultado lleva tiempo conocerlo.

Yo tuve muy mal año pasado, me rompieron el corazón dos veces, y tomé decisiones, me arriesgué y a pesar de que todo el mundo a mi alrededor me dijera que no lo hiciese, me tiré a la piscina. Pero como yo mismo predico, todo pasa por un motivo, y si tuve que sufrir, sería por algo.

Un año después me siento renovado, y tras coser poco a poco esa herida en mi corazón poco a poco me siento volver a ser el mismo que era, sin miedos e intentando mostrar mi mejor versión.

Tengo unas amistades increíbles, que me apoyan, que creen en mi a pesar de mis meteduras de pata y que no renuncian a ayudarme y a permanecer a mi lado pese a que tengo mis momentos de soledad.

En todo el año perdí cosas y gané otras, conocí a una mujer mágica, única diría yo, algo difícil para como estaba yo anímicamente, pero aún así el destino me la puso delante, y nunca volveré a conocer nadie igual. Son brillos del destino, luces de estrellas que te brillan una vez y te marcan, de esas que te guían en la penumbra e iluminan tu destino.

Y me siento afortunado de haberla conocido, porque mujeres así cada vez quedan menos, y si las hay están ocultas, ocultas a los ojos del mundo, porque una mujer así, tiene que ser cuidada, mimada, alimentada con cariño y amor, con recuerdos, con abrazos y sonrisas, con un mimo extremo que la haga brillar más aún, y en los tiempos que corren, hay mucho lobo vestido de príncipe suelto, que la pueden dañar.

“Me encanta crear magia, hacer algo que sea tan extraño, tan inesperado, que la gente se maraville.” 

Si tenéis la suerte en que una estrella de este tipo se cruce en vuestro destino, abrazarla, abrazarla con mucha fuerza y hacerla parte de vosotros, protegerla y cuidarla, y tener por seguro que ya nada volverá a ser igual.

Son seres especiales, mágicos, bellos por dentro y por fuera. Seres nacidos de un cuento de hadas donde el mal no existe, forjados de sentimientos puros, de alegría, bondad, cariño, amor, seres en definitiva que hay que amar.

Yo he tenido la suerte de dar con una pura sangre de sentimientos. Alguien especial. Y mi vida ya no volverá a ser la misma. Ya no será como antes, pues ha marcado la diferencia, y su huella imborrable ha dejado sobre mí.

“Qué hace a alguien especial? Supongo que todo depende de qué es único en cada uno de nosotros.”

Anuncios
comentarios
  1. María dice:

    Hola
    Siento que soy como esa persona de la que hablas, sólo que los pocos hombres de los que me he enamorado no me han visto así, muchos de los otros sí….
    Me gusta mucho cómo describes a esa mujer y, a veces, me han descrito de forma parecida…
    Debe ser bonito que lo haga alguien de quien estás enamorada
    Gracias por esa descripción tan bonita y recuerda la ley del espejo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s